Juan Santana | Cuando salir y entrar al bar estresa

Cuando salir y entrar al bar estresa

Cuando salir y entrar al bar estresa

Que asco de inseguridad han creado los humanos expertos en todo y en nada, cuando a muchos nos parece que la función principal es mantener al pueblo desunido, enfrentados, entretenidos, confundidos, amargados, felices, desorientados, perdidos y así hasta el infinito y más. Salimos a la calle y tropezamos con miles de personas con mascarillas, sin mascarillas, a favor de la vacuna o en contra, a favor de todo y nada porque el enredo es brutal.

Estás paseando por las calles y compruebas que cada cual va a su bola, pero todos tienen sus razones para actuar de una forma u otra y tenemos que intentar salir de la rotonda de los expertos en cualquier tema, para seguir reflexionando. ¿Cómo hemos llegado a esta altura dónde sentimos vértigo?. Sentimos vértigo cuando somos adictos a la lectura o deseas leer o escuchar a todas las personas que puedas y terminarás mareado o mareada, porque descubres que todos tenemos la razón y además a todos nos sobran pruebas.

Estamos muy cerca de las Elecciones Generales y comenzarán las promesas de los diferentes partidos políticos, con el espectáculo insultandose mutuamente sacando a la luz los errores cometidos y sin olvidar las redes sociales con los millones de expertos políticos con el más de lo mismo y de forma gratuita. Estamos viviendo el salir de casa de esa forma estresante y sentarse en el interior de cualquier bar suena asfixiante, porque todos preferimos terrazas.

Unos restaurantes piden certificados cuando no es obligado pedirlos ni darlos y además presumen de saber tus datos personales cuando pasas tú teléfono móvil por su aparato. Sin embargo están los empresarios de otros restaurantes que saben que está prohibido pedir documentación y además no les sale de los huevos pedir certificado porque confiesan que les da vergüenza.

Familias casi al completo con el positivo por Covi o gripe y están vacunados con las tres dosis del líquido desconocido experimental y según los expertos en todo y en nada, este rollo de vacunaciones estará hasta el 2.025, es decir, que habrá que tener paciencia. Cuando salir y entrar a un bar estresa y justamente era para todo lo contrario, habrá que pensar en comprar mesas y sillas desmontables para gozar en cualquier montaña con buenos amigos y además será mucho más barato y las terrazas serán gigantescas.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Juan Santana

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram