Antonio Pastor | La vinculación Líneas Aéreas y Hoteles

Pastor Abreu, Antonio*

A lo largo de la historia turística han venido ejercitándose vinculaciones, fusiones  etc., entre compañías hoteleras y líneas aéreas. Estas integraciones entre los dos elementos, del producto turístico, tiene su justificación en que, el proceso de la cadena de consumo de la mayor parte de los productos vendidos en una agencia de viajes, suelen estar presentes y por ello puede producirse una sinergia entre el negocio de ambos.

Todo viajero que se desplaza por medio de avión necesita de un alojamiento en destino. Y los hoteles necesitan de los transportes, para dirigir el flujo de estos viajeros, hacia los hoteles, o lugar de destino donde están ubicados.

La estrategia de vinculación entre compañías aéreas y cadenas hoteleras no siempre ha permanecido constante. Algunas compañías aéreas, como Air France con la cadena Meridien estableció lazos firmes con hoteles a lo largo de los tiempos. En cambio otras compañías, como American Airlines que han dispuesto de intereses en un momento dado en algunos hoteles, liquidaron su participación en los mismos cuando circunstancias del mercado se lo aconsejaron, sin detrimento de que vuelvan a invertir en otros complejos e instalaciones cuando encuentran una ocasión propicia.

Algunas de estas integraciones se hicieron por medio de accionariado, es decir una línea aérea tomaba la totalidad o parte del capital de la cadena hotelera. Otra línea aérea, creaba una rama de gestión hotelera y explotaba determinados hoteles, durante un tiempo objeto, del contrato de vinculación.

La fuerza competitiva que disponían en el sector  las entidades de este tipo era importante, pues podían unir sus sinergias y presentar productos más diversos, completos y acabados. Incluso, a veces, incorporaron empresas de alquiler de coches u otros productos que podían entrar a formar parte de una venta global unitaria turística, como excursiones puntuales (la que se efectúa de una sola vez a un turista). Algunas compañías aéreas, como es el caso de Iberia con el hotel de su nombre en Las Palmas, establecían estas vinculaciones sólo por necesidades operativas de las tripulaciones de sus aviones pero sin un amplio objetivo de explotación del negocio hotelero.

Hablar de turoperadores nos llevaría hacia una extensa exposición de sus intereses con la hostelería y otros servicios. El grupo TUI (Touristik Unión International GmbH & Co.KG), fundado el 1 de diciembre de 1968, tenían intereses en empresas de tipo de turoperadores, sociedades hoteleras y agencias de viajes, tanto en su país de origen (Alemania), como en diversos países europeos que permiten a la compañía madre, generar un negocio global con una sinergia importante.

Así mientras el volumen de ventas del grupo se incrementaba en el ejercicio 1989/90 en un 13,2 el aumento de ganancias llegaba a ser el 38,5% (unos 36 millones de DM) y cuatro millones de clientes, las sociedades hoteleras absorbían ocho millones y medio de pernoctaciones y sus agencias, prestaron su servicio en destino, a un millón y medio de clientes, negocio muy rentable hasta que tuvieron que asumir riesgos, ocasionados por los movimientos accionariados sufrido en aquellos años. Recuperándose y liderando el movimiento de la red de distribución.

*AIPET

 

Se el primero en comentar en "Antonio Pastor | La vinculación Líneas Aéreas y Hoteles"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*