Noticias Tenerife Antonio Pastor Abreu | Conciencia ecológica Septiembre del 95

- Publicidad -

Antonio Pastor Abreu | Conciencia ecológica Septiembre del 95

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona
- Publicidad -

Conciencia ecológica. Decía el artículo que, algunos de nosotros, no habremos recibido educación medioambiental. Conocimos la ecología como si una mano de barniz pasara por los planes de educación, y donde sí estaba contenida la “ética de los valores”, o los valores éticos en las personas, olvidada en nuestra y en muchas sociedades.

Rescatados en estos momentos, por las más importantes universidades a fin de que los futuros empresarios y ejecutivos actúen con el rigor, la cordura, el compromiso y responsabilidad que les exige la sociedad, regresando a los valores que comportan.

En cuanto a acierta declaración medioambiental de la que ya los lectores deberían estar informados, los canarios aún no sabemos en qué consiste, si es que existe. Tal vez el responsable desconoce que esta información es para el pueblo. Sensibilizándolo con una fuerte campaña de mentalización sobre las actitudes que harán cambiar, paulatinamente, la cultura del ciudadano en beneficio de nuestro entorno medioambiental.

¿Cuándo empezaremos con el reciclaje de residuos en las empresas, en las familias, en la agricultura etcétera? ¿Cómo se puede hacer una auditoría medioambiental si aún no sabemos cómo reutilizar las aguas, clasificar los residuos, y qué empresa es la responsable de recogerlos? No hay forma de que el ciudadano sepa qué, cómo y cuándo actuar. Parece que esto del medioambiente es cosa de los japoneses.

¿Por qué no empezar con un programa de política medioambiental donde participe la comunidad? O es que ¿no existe una política de medioambiente, porque los ciudadanos aún no están mentalizados? ¿Qué ocurre con nuestros hijos o nietos en los colegios, sobre cómo formarse, educarse y responsabilizarse para que defiendan, protejan y sepan conservar nuestra naturaleza, nuestra fauna, nuestras aguas, nuestra agricultura con una educación de nuestro entorno medioambiental?

La conciencia ecológica es algo más serio y profundo de lo que pensamos. Nacimos en una isla antaño fascinante y maravillosa, nos enamorábamos de la belleza de sus montañas, de su vegetación, de los campesinos que abarrotaban los campos inmersos en sus tareas de labranza, en sus playas de callados y arena volcánica. ¿Creen que aún se puede recuperar algo para nuestros hijos, nuestros nietos?

No nos sirve que digan que la isla más desierta de Canarias es más habitable que la superficie del planeta Marte. ¿Dónde quedaron los valores éticos, la bondad y la honorabilidad de nuestros canarios? ¡La conciencia ecológica es otra cosa!

Lo publiqué el miércoles 6 de Septiembre de 1995 en Diario de Avisos. Opinión, Cartas al Director, pág.4. Y tengo que decir que, los políticos, más pendientes de presuntas comisiones, fueron mejorando los servicios, que entonces demandaba, para la sociedad.

Ahora, querido lector. Valore si se han conseguido los resultados. ¿Sigue siendo un fracaso proteger nuestro entorno ambiental? ¿Y por qué  fracasó  la Cumbre del Cambio Climático?

Por: Antonio Pastor Abreu – AIPET.

 

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores