Sí se puede achaca las carencias de agua en Vilaflor a la mala gestión

Vilaflor.

José Luis Fumero asegura que el gobierno municipal del PSOE se aprovecha del estoicismo de la población.

La organización ecosocialista denuncia que el vecindario de La Escalona continúa sin abastecimiento de agua.

Sí se puede achaca las carencias de agua en Vilaflor a “la inexistencia de una planificación específica y la mala gestión de un equipo de gobierno encerrado en los despachos”, asegura el portavoz del grupo municipal ecosocialista. Fumero manifiesta que “el gobierno municipal del PSOE se aprovecha del estoicismo de la población, capaz de aguantar carencias que atentan contra sus derechos básicos. El problema del agua en Vilaflor es de gestión, que es nefasta y tardía”.

La organización ecosocialista denuncia que el vecindario de La Escalona continúa sin abastecimiento de agua, a pesar de que el grupo de gobierno se comprometió a mantener los cortes de agua solo durante las noches. En concreto, el caso de esta zona responde a “un problema en la red de distribución que no se ha resuelto después de dos días por pura ineficiencia”, sentencia el portavoz de Sí se puede, que se pregunta si el Plan Hidrológico insular contempla un plan de contingencia para Vilaflor.

“El problema es que esta gente no sabe gestionar –explica Fumero en referencia al grupo de gobierno del PSOE–. Ellos presumen de que tienen el Gobierno de Canarias y el Cabildo de su parte, pero la realidad es que, en años sin lluvias, como es este, el agua no va a llegar de milagro a Vilaflor; hay que gestionar con suficiente antelación y por eso, este verano tenemos problemas con el agua de consumo doméstico y muchos vecinos este año no van a poder plantar papas, excepto los que han gestionado el abastecimiento por su cuenta”.

El portavoz de Sí se puede reconoce que son ciertos los problemas en la red de distribución y la escasez por falta de lluvias, “pero el problema es que no se empiezan a mejorar las redes tres meses antes del verano, en abril o mayo, hay que estar trabajando desde mucho antes para garantizar el abastecimiento; aunque se trabaje contracorriente, ya no llegan a tiempo.

Fumero destaca que, en esta ocasión, después de dos años de mandato, el gobierno de Vilaflor ya “no puede decir que no han tenido tiempo; el asunto es que no saben gestionar. El agua es un asunto de primer orden, básico, pero en Vilaflor no es sino un ejemplo más de la incapacidad de gestión del gobierno municipal”.

 

Se el primero en comentar en "Sí se puede achaca las carencias de agua en Vilaflor a la mala gestión"

Deja tu comentario