Vilaflor | Hotel Spa Villalba prepara su reapertura con un brindis de altura de la mano de Alhóndiga

El establecimiento ha aprovechado el confinamiento para realizar obras de optimización energética y de mejora de sus instalaciones.

También ha implementado controles preventivos para garantizar un servicio libre de Covid sin renunciar a los estándares de calidad que caracterizan al hotel.

El hotel Spa Villalba ultima los preparativos para reabrir sus puertas brindando por todo lo alto con los mejores vinos de Canarias: este establecimiento de cuatro estrellas ubicado en Vilaflor acogerá el 6 y el 7 de julio el XXXIII Concurso Regional de Vinos Alhóndiga. Juan Reverón, director del hotel, destaca que este prestigioso concurso “es una bonita forma de reactivarnos” y “sin duda, reiniciar esta nueva etapa brindando con los mejores vinos de Canarias, nos traerá suerte a todos”.

“Estamos en un momento histórico complicado, caracterizado por la incertidumbre, y que nos presenta un nuevo reto que superar”, admite en relación al nuevo escenario turístico y económico. Por ello, explica, “en la primera etapa de nuestra reactivación solo acogeremos clientes durante los fines de semana, de viernes a domingo”.

Así, este establecimiento combinará las ganas de la familia Reverón de reactivar la actividad de su hotel con la prudencia, “para ir sobre seguro en este tiempo de coronavirus en el que cualquier actividad económica –y de manera particular la turística– está marcada por el riesgo dada la escasa demanda turística exterior”.

El establecimiento, explica, ha implementado exigentes protocolos de seguridad para prevenir posibles contagios por la Covid-19. “Nos hemos tomado muy en serio este asunto y hemos apostado por las mejores empresas y auditores para poner en marcha los sistemas preventivos más exigentes; aunque esta decisión implica un sobrecoge importante, hemos entendido que minimizar riesgos, es una inversión en calidad”.

Añade que retomar la actividad solo durante los fines de semana, permitirá que el personal del hotel se vaya familiarizando con la nueva forma de trabajar que llevan aparejados esos estrictos protocolos preventivos y, al mismo tiempo, “nos permitirá ir haciendo ajustes para garantizar el servicio de calidad que siempre nos ha caracterizado”

Una oportunidad para reinventarnos”

Reverón remarca que, en cualquier caso, “para mí, para mi familia y para el personal del hotel, que formamos la familia del Hotel Villalba, esta es una etapa ilusionante, una oportunidad para reivindicar la importancia de un turismo diferente y sostenible”. Acompañado por su padre, Francisco Reverón Villalba, recuerda que desde que su familia se adentró en el mercado turístico, en 1930, “nos hemos sobrepuesto de una guerra civil, una guerra mundial y varias crisis; supimos reinventarnos y volver más fuertes, con la inestimable ayuda de nuestros clientes”.

Como muestra de esa capacidad para sortear dificultades que caracteriza tanto a esta familia de emprendedores del Sur de Tenerife como a la Isla en su conjunto, Juan Reverón ha editado un vídeo que muestra imágenes de momentos históricos complicados vividos desde los establecimientos hoteleros de su familia, entre ellas una fragata bélica ocupando la Bahía de Los Cristianos durante la Segunda Guerra Mundial, y que lanza un mensaje positivo de capacidad de superación.

De hecho, resalta, “más que una reapertura de puertas o que una reactivación, en realidad estamos ante un reestreno del hotel Spa Villalba”, destaca Juan Reverón. Y apunta en ese sentido que durante el cese de actividad impuesto por el estado de alarma y el confinamiento, “hemos aprovechado para hacer obras de mejora en el spa y en la zona exterior del hotel, así como para optimizar el abastecimiento energético de todo el edificio con sello ecológico y de bajo consumo”. Sin el parón de actividad, apunta, hubiera sido casi imposible realizar esas obras en este hotel de descanso.

La fortaleza del turismo local

E incide en que, a pesar de la incertidumbre económica y turística que afecta al planeta en general y a Tenerife en particular, como hotel, “el Spa Villalba tiene una fortaleza importante: nuestra apuesta por el turismo local nos permite no depender del turismo exterior”.

Juan Reverón explica con orgullo en ese sentido que “nuestros clientes principales siempre han sido de Canarias y, además, muchos son clientes fieles, que repiten estancia”. Destaca que muchos de ellos “llevan semanas preguntándonos cuándo íbamos a retomar la actividad, y en cuanto abrimos las reservas, a modo de prueba, sin siquiera publicitarlas, numerosos clientes locales empezaron a cerrar contrataciones”.

Añade que esas reservas engloban a todos los perfiles de clientes que caracterizan a este hotel: Turismo de Relax y Salud, Turismo de Naturaleza, Turismo Deportivo y Turismo Romántico, “lo que nos reafirma en que nuestra oferta turística y nuestra apuesta por esos perfiles de clientes, fue sigue y promete seguir siendo acertada”. Avanza, además, que esos clientes encontrarán novedades “que seguro les sorprenderán gratamente”.