Se inician las obras de ampliación en el cementerio de San Miguel

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha iniciado las obras del cementerio municipal en diferentes ubicaciones del mismo, principalmente en el espacio vacío situado al noreste, en el cual se pretende ampliar la instalación con 142 nuevos nichos.

No obstante, se debe destacar igualmente la ampliación de la capilla  y sombreado exterior mediante la ejecución de una pérgola para los asistentes a los sepelios, así como la reparación de algunos forjados en el cementerio antiguo y la ampliación y reacondicionamiento de los aseos para cumplir con los condicionantes normativos en cuanto a accesibilidad.

Arturo González, alcalde del municipio, ha querido destacar que “el cementerio tiene una antigüedad superior a los 100 años y a lo largo del tiempo se han realizado ampliaciones a partir del cementerio antiguo hasta casi agotar el suelo”, añadiendo que “el aumento de la población nos obliga a trabajar con previsiones futuras, por lo que hemos tenido que destinar el perímetro en el que estamos actuando ahora a la construcción de estos nichos”.

Una obra cuyo coste asciende a 216.000€, la cual está financiada en su totalidad por el Ayuntamiento de San Miguel de Abona, quien, una vez más, apuesta por seguir trabajando por el desarrollo del municipio y por seguir ofreciendo una mejora de los servicios a sus vecinos y vecinas. Igualmente, cabe destacar que “a esto se le sumaría una última fase que incluye la construcción de 300 nichos más y cuyo proyecto ya se está redactando”, apuntaba el edil.

Desde el consistorio sanmiguelero se pide disculpas a los vecinos y vecinas de la zona puesto que se es consciente de las molestias que estas obras puedan estar ocasionando a día de hoy.