San Miguel de Abona protege y conserva el patrimonio cultural

En la actualidad el municipio cuenta con cuatro zonas catalogadas como  Bien de Interés Cultural: el camino Las Lajas, Roque de Jama-La Centinela, Caserío La Hoya y el casco urbano de San Miguel.

El municipio de San Miguel de Abona está llevando a cabo diversas medidas para proteger y conservar su historia para que la misma perdure y llegue lo más intacta posible a las futuras generaciones. Una de estas medidas consiste en impulsar iniciativas que concluyen en la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

Con este propósito se cuenta en la actualidad con cuatro BIC repartidos por distintas zonas de la geografía local. De hecho, en los espacios protegidos se localizan muestras arqueológicas, etnográfica y arquitectónicas sanmigueleras, como son los casos de las manifestaciones rupestres localizadas en el Camino de Las Lajas o las laderas del Roque de Jama-La Centinela; pero también señas culturales  que han perdurado con el paso del tiempo y que reflejan el sentimiento y modos de vivir de épocas pasadas, como el Caserío de La Hoya o el conjunto histórico de San Miguel de Abona.

“Desde la Corporación local estamos llevando a cabo todo lo que está a nuestro alcance para conservar la singularidad de nuestro pueblo en todos sus aspectos y sin descartar ninguna actuación”, manifiesta el alcalde sanmiguelero, Arturo E. González Hernández, quien destaca que “en la zona de la Centinela y El Roque de Jama se han encontrado importantes vestigios guanches y se hacía imprescindibles, por lo tanto, articular mecanismos que evitasen no solo su expolio sino también su deterioro”.

Estudios rigurosos

“También preservamos el legado cultural que nos dejaron nuestros antepasados y en el Caserío de La Hoya y en el conjunto histórico se encuentran nuestras raíces como pueblo, un municipio vinculado a la agricultura y ganadería y cuyas gentes lucharon para que San Miguel de Abona fuese atractivo. En definitiva, las generaciones pasadas pusieron los pilares de la sociedad sanmiguelera actual”, añade por su parte el Concejal de Patrimonio, Samuel de León.

De este modo, ambos mandatarios municipales explican que los ámbitos que disponen de esta protección “han contado con rigurosos estudios por parte de personal especializado, elaborándose los informes oportunos en lo que se han motivado la declaración de BIC”.

Añaden además que en todo este proceso “hemos contado con el respaldo y apoyo tanto del Cabildo de Tenerife como del Gobierno canario, administraciones que se han implicado para ayudarnos a conseguir el objetivo propuesto”.

“Vamos a seguir trabajando en esta línea para implementar acciones que favorezcan a que los vestigios de nuestro pasado no desaparezcan”, concluyen.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*