Granadilla reconoce la labor de Sor Carmen Bonelli con una calle en su honor

Al acto de homenaje, a título póstumo, acudieron representantes municipales y de la comarca sur.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona ha realizado un reconocimiento, a título póstumo, a Sor Carmen Bonelli García-Morente, con la denominación de una calle en su honor en pleno casco histórico del municipio. El acto homenaje tuvo lugar ayer viernes y contó con la presencia del alcalde, José Domingo Regalado; el alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González; el primer teniente alcalde, Marcos González, y demás miembros de la corporación municipal, así como familiares de la homenajeada y diferentes representantes eclesiásticos.

José Domingo Regalado resaltó el papel desempeñado por Sor Carmen durante una época y con diferentes generaciones, no solo del municipio sino del Sur en general; además de ser una persona muy querida por los granadilleros y las granadilleras, y a la que su alumnado la recuerda hoy día con mucho cariño. Esta iniciativa, -apuntó el mandatario local-, es fruto de la propuesta llevada a cabo en sesión plenaria el pasado mes de julio, a partir de la cual se inició el expediente para la concesión de Honores y Distinciones, a título póstumo. Tras la rotulación de la vía, localizada entre las calles El Cerco y El Laurel, tuvo lugar una eucaristía en la parroquia matriz de San Antonio de Padua.

Carmen Bonelli, que falleció el pasado 26 de marzo tras dos semanas de lucha contra la COVID-19, llegó a Granadilla de Abona en el año 1972 y durante 17 años trabajó de forma incansable en diferentes vertientes, siendo cofundadora de la primera Comunidad de las Asuncionistas. También, destacó por hacer llegar la formación en catequesis a niños y niñas del municipio, así como de San Miguel de Abona, Arico, Güímar y Santa Cruz de Tenerife. Aparte, fue profesora de filosofía en el Instituto de Granadilla de Abona, implicándose con los jóvenes de la comarca, tanto dentro como fuera de las aulas, convirtiéndose en un referente por inculcarles los valores de humildad, respeto y tolerancia. Sor Carmen fue la impulsora de la creación de un centro de mayores, una guardería y de la formación de adultos a través de Radio Ecca y de un centro de personas con discapacidad.