El colectivo BUGA acusa a Granadilla de desinformar sobre la emergencia fecal y los vertidos

Cierre de la Playa de El Médano.

José Gregorio Gaspar señala que Marcos González ya engañó al pueblo de Granadilla cuando afirmó que había denunciado los vertidos al mar ante el SEPRONA, lo cual quedó desmentido por un informe del servicio de medio ambiente municipal.

El colectivo vecinal Barrios Unidos Granadilla de Abona (BUGA), a través de su portavoz José Gregorio Gaspar Hernández, ha solicitado públicamente la declaración de “Emergencia fecal” en el municipio de Granadilla de Abona, debido a los continuos episodios de vertidos de aguas residuales en la zona alta de Granadilla, San Isidro, en el barrio de Casablanca y en la zona costera del municipio.

Se ha solicitado al Gobierno municipal y a las distintas fuerzas políticas darle la debida relevancia a este importantísimo problema con graves consecuencias para la salud de los vecinos y el desarrollo económico e imagen del municipio. Solicitaba asimismo una declaración plenaria de emergencia fecal o residual, una auditoría independiente al sistema de saneamiento, así como una declaración como obras prioritarias en el presupuesto municipal de las obras relacionadas con el alcantarillado y saneamiento.

En la respuesta a los medios de comunicación por parte del concejal Marcos González ha faltado gravemente a la verdad, afirmando que su gobierno ha sido el que más ha invertido en saneamiento. Dicha afirmación es rotundamente falsa. La inversión del gobierno municipal CC-PP ha sido cero en saneamiento.

José Gregorio Gaspar señala que las infraestructuras e inversiones en saneamiento han sido una de las grandes asignaturas pendientes en Granadilla, pero que sin duda el actual gobierno ha sido el que mayores muestras de desidia e incompetencia ha mostrado. En los últimos tres años las inversiones municipales en saneamiento se han desplomado hasta ser inexistentes. No se ha mejorado en nada la red de alcantarillado ni las infraestructuras de depuración las cuales muestran un grave estado de deterioro.

El último episodio fue el vivido el pasado día 10 de octubre con el desbordamiento de aguas fecales en el barrio del Médano y que anego varias calles. A pesar de que el gobierno municipal ha negado que se tratara de aguas residuales lo cierto es que existen testimonios de testigos y documentos audiovisuales que grabaron los hechos y las mismas están colgadas en las redes sociales a la vista de todos. Por tanto, el concejal de servicios está encubriendo la realidad de los hechos.

José Gregorio Gaspar quiere recordar que las afirmaciones falsas, por parte de Marcos González, con respecto a sus competencias no son una novedad, y recientemente fue conocido un informe del técnico de medio ambiente del Ayuntamiento donde quedaba patente que Marcos González había mentido cuando afirmó antes de las elecciones, y con el fín de tapar sus responsabilidades, que había realizado una denuncia de los vertidos al mar después de que los mismos ocasionaran el cierre de La Playa de El Médano el 22 de enero de este año ante el SEPRONA, extremo este que los informes técnicos han desmentido.

Desde BUGA afirman que «el Concejal Marcos González dijo encargar una investigación y posterior denuncia al SEPRONA en referencia al cierre de La Playa de El Médano del pasado 22 de enero y ahora afirma que no han habido vertidos este año», sirva como referencia el link insertado a continuación, sin comentarios.

Se prohíbe el baño en la playa de El Médano al detectarse un vertido

 

 

Se el primero en comentar en "El colectivo BUGA acusa a Granadilla de desinformar sobre la emergencia fecal y los vertidos"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*