Ansina traslada a Granadilla su actividad ‘Nuestros guías, los mayores’

Ansina Granadilla.

El Cabildo de Tenerife, a través del Programa de Dinamización Sociocultural e Intervención Social Ansina, hizo posible que un centenar de integrantes de la asociación de mayores Antón Guanche (Candelaria) realizara una visita turística, histórica y cultural por la cercana Granadilla de Abona. Se trata de una nueva propuesta de la actividad Nuestros guías, los mayores, con la que Ansina promueve el envejecimiento activo.

La consejera insular de Acción Social, Coromoto Yanes, señala que esta iniciativa “no sólo beneficia a las personas mayores, sino también al turismo de interior, al propiciar excursiones por los pueblos de la Isla y su conocimiento por parte de los vecinos que han vivido en ellos durante años y que, en este caso, se convierten en sus mejores guías turísticos”.

En esta ocasión, gracias a  la ayuda de los guías voluntarios Gladys Tropiano, María Méndez, María del Carmen Pimienta, Manina González, María Rosa Espínola, Candelaria Torres, Jesús Manuel Luis y Mario Marrero, los visitantes candelarieros iniciaron su periplo por la Fuente del lugar, un tranquilo sitio que antaño era un espacio muy concurrido. Desde tiempos aborígenes y hasta la construcción del Canal del Sur, en 1945, esta fuente dio de beber a muchas generaciones. De hecho, en el desértico sur, fue decisiva para que surgiera Granadilla de Abona.

Después pasaron por el Molino de Gofio, que comenzó su funcionamiento en los años 20 y es un referente en el municipio y el sur de la Isla. Seguidamente bajaron hacia la Iglesia de San Antonio de Padua, que este año cumple 400 años desde su construcción y está considerada Bien de Interés Cultural. Este templo cuenta con numerosas imágenes y retablos religiosos de gran valor cultural e histórico en su interior.

Los mayores se desplazaron también a la sede de la asociación anfitriona, Proteregra, donde fueron recibidos con un cartel que rezaba Bienvenidos, amigos de Candelaria, y fueron agasajados con un piscolabis y una lectura de poema que emocionó a los presentes. Luego accedieron al Museo de la Historia, donde contemplaron interesantes fotografías, imágenes y utensilios relacionados con la Granadilla antigua.

En el antiguo Convento Franciscano de San Luis Obispo conocieron de primera mano la historia del trágico derrumbe acaecido en 1963. En este recinto actualmente se celebran diversos actos socioculturales.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*