Al ayuntamiento no le han comunicado la paralización cautelar de las obras del hotel en La Tejita

El Consistorio califica de “desafortunadas” las declaraciones del consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona comunica que el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) no ha trasladado la resolución que hizo pública en el día de ayer (lunes 22 de junio) a través de una nota de prensa en la que ordena la paralización cautelar de las obras del Hotel de La Tejita, en la urbanización Costabella.

Hasta el momento la administración local no ha sido informada de la medida de paralización cautelar ni por el Ministerio para la Transición Ecológica, ni el Servicio Provincial de Costas o por el Gobierno de Canarias. Estamos a la espera de que el Servicio Provincial de Costas de Tenerife resuelva el procedimiento de revisión de deslinde, que según indica el Ministerio, se encuentra pendiente solo del preceptivo informe del servicio jurídico.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona califica de “desafortunadas” las declaraciones emitidas por el consejero para la Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, en las que dice que la concesión de la licencia se concedió de «forma sospechosa». Se le recuerda que la licencia cuenta con todos los informes preceptivos de todas las administraciones competentes. Hay que recordarle al citado consejero, que cuando él ostentaba el cargo de consejero del área de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo de Tenerife, esa administración dio la autorización en abril de 2016.  En la sesión ordinaria del pleno del Cabildo el 19 de enero de 2016, como consejero responsable de las áreas antes citadas, Valbuena contestó: “El proyecto del hotel está en suelo urbano consolidado, no está dentro del espacio natural protegido y por lo tanto no es objeto de informe por parte de esta Área (…) el hotel no solo no está dentro de un espacio natural protegido sino que está dentro de una bolsa de suelo urbano consolidado que se ha venido desarrollando desde el año 1971; en el año 1973 se aprueba el proyecto de urbanización y con cargo al mismo se empieza a antropizar ese espacio. En el año 1990 los suelos donde va a ir el proyecto del hotel ya tenían obras de urbanización realizadas que encontramos ya cartografiadas en el año 1982, donde la zona de Sotavento no estaba hecha, pero si estaba antropizado ese territorio. En el 1999 se aprueba el proyecto de compensación y en el 2009 en una junta de gobierno local se aprueba el proyecto de compensación que da vía libre al desarrollo definitivo del suelo. Por lo tanto, estamos hablando de algo que no estaba en el espacio natural protegido sino de un suelo urbano consolidado”.

El grupo de gobierno actual alega que, a diferencia del Partido Socialista, ha concedido la licencia cuando se contaba con todas la autorizaciones preceptivas, no como el anterior gobierno, que comunicó en diciembre de 2015 que en enero de 2016 otorgaría la licencia y comenzarían los trabajos, cuando en esta fecha no se contaba con los informes de la consejería de Turismo, Internacionalización y Acción Exterior del Cabildo Insular de Tenerife, ni tampoco con la autorización de la viceconsejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias.  En palabras del Partido Socialista en su día, «la concesión de esta licencia en las primeras semanas de enero  de 2016 propiciará un despegue turístico de primer nivel y sienta las bases, con pasos cortos y firmes, para la creación de empleo y de actividad económica para Granadilla de Abona”.