Detenida propietaria de dos sex shops, uno en Arona,por venta de popper y sildenafilo, sin prescripción médica

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 38 años de edad, sin antecedentes policiales, propietaria de dos sex shops en Tenerife, como presunta autora de un delito contra la salud pública. Además, ha investigado a cuatro personas más en relación con estos hechos. En los establecimientos, ubicados en Arona y La Laguna, presuntamente, se distibuían sustancias prohibidas, restringida su disposición al control médico, cuyo consumo podría ocasionar diferentes afecciones cardiacas.

Los agentes de la Policía Nacional tuvieron conocimiento que establecimientos destinados a la venta de productos eróticos de la isla de Tenerife prodrían estar dispensando sustancias prohibidas a sus clientes.

La investigación de los policías nacionales permitió concretarlos; dos sex shops pertenecientes a la misma persona, ubicados en las localidades de Arona y La Laguna.

Los registros en los establecimientos, llevados a cabo por los agentes, permitieron intervenir 53 botes de popper; un compuesto quimico en estado liquido que produce taquicardía, con un alto riesgo de intoxicación por la tolerancia que puede generar. Igualmente, en dichos registros, fueron intervenidos en varios blister 57 comprimidos de sildenafilo, un compuesto químico en forma de pastilla para tratar la disfunción eréctil y que, ingerido sin control médico, podría causar diferentes afecciones cardíacas.

La propietaria de los establecimientos fue detenida por la Policía Nacional, dándose cuenta de todo lo actuado a la autoridad judicial competente a través del atestado realizado al efecto.

Las actuaciones han sido realizadas por policías nacionales de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Policía Nacional de Sur de Tenerife.