CC-PNC de Arona denuncia que el colapso actual de los Servicios Sociales afecta a 500 familias

Los nacionalistas alertan de la existencia de cientos de ayudas sin tramitar y que “las familias tienen que esperar hasta 7 meses para tener una primera cita”.

Desde el grupo de Gobierno, se hace hincapié que desde el Ayuntamiento de Arona se puso en marcha, desde el inicio de la pandemia, una serie de medidas, sumando las ayudas sociales, cuyo presupuesto se triplicó alcanzando los 3,6 millones de euros.

Coalición Canaria-PNC de Arona ha denunciado el colapso que viven los Servicios Sociales del municipio, una situación que afecta a muchas familias de Arona y que se debe al “desgobierno en el que tiene metido al municipio y al Ayuntamiento el alcalde José Julián Mena y el PSOE”.

En este sentido, el portavoz de CC-PNC en el Consistorio de Arona, José Ramón Rodríguez, alertó de la grave situación que viven los Servicios Sociales del municipio, ya que en la actualidad existen “500 ayudas pendientes de tramitar y las familias tienen que esperar hasta 7 meses para tener una primera cita”.

El portavoz nacionalista explica que este caos se debe a “la grave situación en la que se encuentra el área para la contratación de personal que agilice y tramite las ayudas a las familias aroneras”, y todo por el “enfrentamiento del alcalde del PSOE con la concejala del Patronato de Servicios Sociales”.

Ante esta situación, los nacionalistas consiguieron la aprobación ayer durante el pleno de la Corporación de una de sus mociones, apoyada por todos los concejales del Ayuntamiento excepto del alcalde y seis concejales del PSOE, en la que exigían la toma de medidas urgentes ante el colapso que vive el Patronato de Servicios Sociales de Arona, instando a Mena a que “adopte medidas urgentes para la contratación de personal que agilice el trámite de las ayudas a las familias del municipio”.

Por otro lado, desde CC-PNC hicieron hincapié en otro asunto importante tratado en la sesión plenaria como fueron los levantamientos de reparos del año 2020, un asunto muy criticado por la formación nacionalista ya que “en el año 2020 los reparos levantados ascendieron a alrededor de 1.700.000 euros, una cuantía referida a facturas que se aprueba el pago con informes negativos de los técnicos y los juristas municipales con advertencia de ilegalidad por la intervención”.

Desde el Grupo de CC-PNC también se denunció que “el alcalde tiene secuestrada más de 150 facturas que ascienden a un total de 270.000 euros, referidas a facturas de 2019 y 2020 de reparos y reconocimientos extrajudiciales de crédito”. “Desde Coalición Canaria creemos que no se puede seguir tolerando esta situación. Es un escándalo con mayúscula que no se tramiten estas facturas de muchos proveedores que quieren cobrar su dinero y llevan esperando mucho tiempo y además todo esto en el peor momento para ellos”, aseguró el portavoz de CC-PNC en Arona, José Ramón Rodríguez.

Por otro lado, desde el Grupo de CC-PNC mostraron su satisfacción por la aprobación de una moción, presentada conjuntamente con el PP, “para devolver las competencias al pleno que desde el año 2015 el alcalde llevó propuesta al pleno y como tenía mayoría adoptó el acuerdo de delegar a la Junta de Gobierno Local”.

“Dada la situación de caos que vive el Ayuntamiento por culpa del alcalde José Julián Mena y el PSOE, que tienen a la Corporación paralizada, era necesario que se devolvieran las las competencias al pleno para garantizar la participación, el debate y la pluralidad en la toma de decisiones de asuntos importantes, ya que se ha demostrado en estos meses que no ha sido capaz de gestionar asuntos relacionados con las materias delegadas”, sentenció José Ramón Rodríguez.

«Desde el grupo de Gobierno, se hace hincapié que desde el Ayuntamiento de Arona se puso en marcha, desde el inicio de la pandemia, un escudo de protección social y de ayudas económicas a los autónomos y al tejido empresarial cuyo coste supera los ocho millones de euros, sumando las ayudas sociales, cuyo presupuesto se triplicó alcanzando los 3,6 millones de euros, las exenciones y rebajas de tasas como la basura o la ocupación de mesas y sillas, las ayudas directas a autónomos, micropymes o sector del taxi, así como otras iniciativas como el permiso para la ampliación de terrazas y su colocación a aquellos negocios de restauración que no contaban con ella».

«Por otra parte, hay que resaltar la política de bloqueo continuo de CC-PNC, en una posición nada generosa con el municipio, evitando con sus votos en los plenos que Arona pueda acceder a ayudas del fondo europeo, entre otros».

«El grupo de gobierno pide altura de miras, y recalca que el Ayuntamiento de Arona lo conforman 25 concejales y que, en estos momentos muy difíciles, donde la pandemia ha provocado una situación de crisis socioeconómica, lo que hay que hacer es arrimar el hombro, no bloquear».