Arona trabaja ya en ampliar terrazas y en buscar opciones para los locales que no las tengan

Después de que el Gobierno de Canarias publicara, el pasado viernes, el decreto con nuevas restricciones contra la COVID19, el Ayuntamiento de Arona estudia la viabilidad de medidas como la ampliación de terrazas para negocios de restauración que dispongan de ellas o la habilitación de mesas y sillas para los que no las tengan. 

Arona ha sido de los pocos municipios que, al inicio de la pandemia, exoneró el pago de la tasa por las terrazas, así como otras medidas, como la rebaja de la de basura. La adopción de otras iniciativas dependerá en gran medida de la existencia de espacio suficiente en la vía pública y de los informes técnicos sobre seguridad para garantizar la integridad física de quienes puedan ocuparlas.

El Ayuntamiento de Arona estudia con diferentes áreas municipales la posibilidad de que bares, cafeterías o restaurantes con terrazas las amplíen y aquellas que no dispongan de ellas puedan contar con  espacio para mesas y sillas.

En todo ello se trabaja desde que, el pasado viernes, el Gobierno de Canarias publicara las nuevas restricciones para frenar la pandemia en Tenerife y estará sujeto, tanto a la disponibilidad de espacio, como a la aprobación por parte de los técnicos en materia de seguridad para garantizar la integridad física de quienes puedan ocuparlas.

Desde la corporación se recuerda que hay zonas en las que este tipo de soluciones tienen una mayor viabilidad por la existencia de espacio disponible, mientras que en otros ámbitos los aforos fijados por el Gobierno de Canarias lo hacen muy complicado. No obstante, el Ayuntamiento busca las mejores opciones.

Por otro lado, recuerda que Arona ha sido de los municipios que más recursos ha destinado a apoyar al sector de la restauración, con medidas como la exoneración de la tasa que se paga por terrazas, precisamente, así como la rebaja en la de la basura o la concesión de ayudas directas.