Arona retoma el ‘Programa de Prevención de Adicciones’

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Arona pone en marcha el Programa de Prevención de Adicciones, que había quedado suspendido por el estado de alarma en el pasado mes de marzo, para el alumnado de FPB y ESO de los seis centros educativos de secundaria del municipio. Este programa está recogido dentro de las acciones del IV Plan Municipal de Drogodependencias y Adicciones 2019-2022 para el ámbito educativo.

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Arona ha retomado con el inicio del curso el Programa de Prevención de Adicciones, que había quedado suspendido por el estado de alarma en el pasado mes de marzo, para el alumnado de FPB y ESO, adaptándose a la dinámica y necesidades de los seis centros educativos de secundaria del municipio: IES Los Cristianos, IES Ichasagua, IES Luis Diego Cuscoy, IES Las Galletas, IES Guaza y SIES Arona.

Este programa está recogido dentro de las acciones del IV Plan Municipal de Drogodependencias y Adicciones 2019-2022 para el ámbito educativo, el cual prioriza las intervenciones preventivas que tienen como objetivo reducir los factores de riesgo y aumentar los de protección frente al consumo de drogas y otras conductas susceptibles de generar adicción y así fomentar la educación para la salud y el bienestar socioemocional.

Con una metodología que favorece el apoyo al profesorado y la implicación del alumnado con técnicas participativas como el debate, el role-playing, las tormentas de ideas o el análisis de publicidad, el Programa de Prevención de Adicciones trabaja con el alumnado los factores de protección personales como el autoconocimiento, la autoestima, manejo de emociones, valores de respeto, tolerancia y cooperación; aspectos de interacción social como los tipos de comunicación, asertividad y toma de decisiones; estrategias cognitivas como tipos de pensamientos, estilo atribucional; información de las sustancias, mitos y realidades sobre drogas, actitudes ante las sustancias; así como el ocio y consumo de sustancias,  apuestas y juegos online o las redes sociales y los móviles.

Este proyecto se complementa con el Programa de Intervención para Jóvenes, que ofrece tratamiento terapéutico a jóvenes que presentan problemas en materia de drogas y otras adicciones como son las tecnologías: móvil, internet, juegos de azar o videojuegos. En la actualidad se desarrolla en el Centro Cultural de Los Cristianos y acuden más de 50 personas entre las y los jóvenes derivados y sus familias.

La Unidad Municipal de Adicciones del Ayuntamiento recibe las demandas para dicho programa desde diferentes áreas y recursos como el Servicio de Atención Ciudadana, la Unidad de Atención al Menor y Familia, Unidades de Trabajo Social Municipales, Centros Educativos, Centros de Salud o Salud Mental del Hospital del Sur, siendo requisitos imprescindibles estar dentro de la franja de edad de 12 a 22 años y estar empadronado o escolarizado en Arona.

Las adicciones incluidas en este plan municipal representan una realidad compleja que ha de entenderse como interacción de múltiples factores. Las adicciones a internet y al teléfono móvil surgen cuando los usuarios recreativos descuidan sus rutinas diarias para permanecer conectados o bien sustraen horas al sueño, al rendimiento académico y laboral o descuidan la alimentación, entre otras conductas.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, explica que el proyecto “apuesta por la prevención, reflejando las acciones y programas que se llevarán a cabo en los próximos años en el municipio. Una de sus señas de identidad es el alto grado de participación de instituciones, entidades y agentes sociales de Arona, aunando así esfuerzos y recursos con el fin de mejorar la calidad de nuestros ciudadanos y ciudadanas”.

“Es un plan social que pone el foco en un fenómeno que ha surgido en los últimos años, con el desarrollo de las nuevas tecnologías, y que es la adicción sin sustancias. Con este programa priorizamos las intervenciones preventivas para reducir los factores de riesgo y aumentar los de protección frente al consumo de drogas y otras conductas susceptibles de generar adicción, fomentando la educación para la salud y el bienestar socioemocional”, afirma la concejala de Educación, Yurena García.