Adeje | CEST: «A los responsables del suministro eléctrico se les han acabado las excusas»

Roberto Ucelay: “Los apagones desprestigian a la Isla deteriorándonos como destino turístico y generando incontables pérdidas a los empresarios”.

El Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife lamenta que la Isla haya vuelto a sufrir un `cero energético´, segundo apagón en apenas un año y quinta vez en esta última década que Tenerife queda durante horas sin suministro. El CEST considera que se han acabado las excusas para los responsables de garantizar un suministro eléctrico que responda a las necesidades reales de la Isla, de sus vecinos y de quienes nos visitan.

En esa dirección, el presidente del Círculo, Roberto Ucelay, exige “respuestas concretas e inversiones que eviten a la Isla el daño económico que situaciones como la de ayer causan a los negocios y, sin duda, al prestigio de la Isla como un destino con infraestructuras fiables”. “Otra vez al apagón eléctrico se sumó un apagón informativo, dejando a vecinos y empresarios sin saber qué había pasado o cuántas horas tendrían que soportar un cero energético que nos dejó incomunicados y sufriendo pérdidas que nunca podrán cuantificarse”, ha señalado Ucelay.

El presidente del CEST denuncia que los empresarios se vieron otra vez sin poder informar a sus clientes sobre qué estaba ocurriendo o teniendo que cerrar sus negocios desconociendo cuándo podrían volver abrirlos. “Los apagones generan un enorme daño a la Isla deteriorándonos ante nuestros mercados principales como un destino de primer nivel”, lamentó Ucelay.

Desde el Círculo de Empresarios se exige que se adopten las medidas necesarias y se realicen las inversiones que hagan falta para poner punto final a la manifiesta debilidad del sistema eléctrico en la Isla. En ese orden de cosas, empresarios y profesionales piden a los operadores y Administraciones competentes que se mejoren los cauces de información a las empresas cuando se sufran situaciones similares.

El `cero energético´ que sufrió ayer la Isla, con especial incidencia para empresas que están recuperando su actividad estas semanas, pone de relieve, a juicio de empresarios y profesionales, que la Isla cuenta con un sistema eléctrico más propio del siglo pasado que del siglo XXI. “No basta con detectar dónde estuvo el problema, además de identificarlo hay que dar los pasos necesarios para corregirlo o, en su caso, para reforzar o cambiar un sistema que da muestras evidentes de vulnerabilidad”, ha afirmado el presidente del CEST.