Tenerife. Hurtaron 20.000 euros en joyas aprovechando que su dueña estaba en el hospital

Joyas hurtadas.

La mujer detenida trabajaba para la victima y aprovechó que fue ingresada en el hospital para apoderarse de las joyas, negando inicialmente que las tuviese en su poder.

Las joyas fueron localizadas en un establecimiento de compra-venta de oro de Puerto de la Cruz, siendo devueltas a su propietaria.

Las joyas de oro, rubíes y diamantes, así como un reloj de oro de señora estaban valoradas en mas de 20.000 Euros.

La Policía Nacional ha detenido en La Laguna, Tenerife a un hombre y a una mujer identificados como F.A.G.Z. y O.I.G.A. respectivamente, ambos de 30 años de edad, de nacionalidad española y sin antecedentes policiales, por hurto y apropiación indebida de joyas valoradas en mas de 20.000 euros. La mujer detenida trabajaba para la victima y aprovechó que fue ingresada en el hospital para apoderarse de las joyas, negando inicialmente que las tuviese en su poder. Las joyas fueron localizadas en un establecimiento de compra-venta de oro de Puerto de La Cruz, siendo devueltas a su propietaria. Las joyas de oro, rubíes y diamantes, así como un reloj de oro de señora estaban valoradas en mas de 20.000 euros.

La investigación de la Policía Nacional ha concluido a finales del mes de mayo tras tener conocimiento de los hechos a principios del mes de mayo cuando se tuvo conocimiento tras la oportuna denuncia en la Comisaría de Puerto de La Cruz, Tenerife, de la falta de las joyas de una señora que había sido ingresada en el Hospital Universitario de Canarias, desconociéndose desde ese momento el destino de las joyas. Las indagaciones de los policías nacionales han logrado la localización de las joyas que habían sido vendidas en un establecimiento de compra-venta de oro de Puerto de la Cruz, siendo devueltas a su propietaria.

La detenida pudo apoderarse de las joyas al tratarse de la empleada de hogar de la victima y aprovechó el momento de confusión en el ingreso en el hospital de esta para apropiarse de las joyas, negando inicialmente que estuviesen en su poder, comprobándose posteriormente que había sido ella la depositaria de las joyas y que junto a su pareja las habían vendido en el establecimiento de compra-venta de oro de Puerto de la Cruz.

Una vez instruido el correspondiente atestado policial, junto con los detenidos, fue remitido a la Autoridad Judicial competente.

La investigación fue desarrollada por policías nacionales de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría Local de La Laguna, Tenerife.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*