Tenerife entrega 368 toneladas de alimentos a familias desfavorecidas gracias al trabajo en red

El consejero delegado de Participación Ciudadana y Diversidad, Nauzet Gugliotta, ha hecho balance este martes la denominada ‘Operación reparto cuota cero y cuota mínima’, cuyo objetivo ha sido la entrega de alimentos frescos y de primera necesidad a más de 7.500 familias de Tenerife, a través de 29 entidades de voluntariado y la colaboración de los 31 municipios de la isla, además del Gobierno de Canarias.

“Se trata de una gran operación, realizada de manera totalmente discreta para salvaguardar la privacidad de las familias, que ha permitido complementar la alimentación saludable al alumnado en situación económica crítica, especialmente afectado durante la pandemia; además de contribuir a dar salida al stock del sector primario –con excedente debido al cierre de los establecimientos de hostelería y hotelería- así como a fomentar la solidaridad y el trabajo en red”, ha explicado.

El consejero delegado ha explicado que el reparto se ha podido llevar a cabo gracias a la coordinación del programa Tenerife Isla Solidaria, gestionado por Sinpromi; el Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER), y las consejerías de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, a través de la empresa Gestión del Medio Rural (GMR) y la de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias”. Y ha añadido que “se trata de la primera acción realizada a través de la plataforma de  voluntariado en red, a la que seguirán muchas más, relacionadas con la acción social”.

Por su parte, el vicepresidente primero y presidente del ITER, Enrique Arriaga, ha explicado que desde el Instituto Tecnológico de Energías Renovables se ha puesto a disposición de la Oficina del Voluntariado del programa Tenerife Isla Solidaria, gestionado por Sinpromi, una plataforma informática con la que poder organizar el reparto de alimentos y comprobar dónde se iba llevando a cabo”.

“La herramienta permitió, mediante un cuadro de mando, visualizar el estado en cada momento del reparto”, a lo que añadió que “el desarrollo, realizado por el personal del ITER, se hizo en tan solo 15 días, aunque ha continuado desarrollándose posteriormente”.

El director territorial de la Consejería de Educación de Santa Cruz de Tenerife, Federico Delgado, ha destacado el ejercicio de colaboración interadministrativa que ha supuesto esta operación: “un trabajo que cobra más razón de ser ante una situación como la que estamos viviendo, porque es la única manera de dar respuesta a las demandas de la sociedad”.

Del mismo modo, quiso hacer hincapié en el trabajo realizado por parte de la comunidad educativa, también protagonistas de esta campaña, incluyendo al profesorado, y, especialmente, a los equipos directivos, porque están consiguiendo hacer de la escuela un entorno seguro y de los centros educativos, unas verdaderas plataformas de solidaridad”.

El consejero delegado de la empresa pública Gestión del Medio Rural, dependiente de la consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Pablo Zurita, ha puesto en valor este proyecto “de éxito” al poner en contacto a productores agrarios y ganaderos con un canal social, para entregar las cestas de alimentos frescos; con los que, además de ayudar a los sectores agrario y ganadero, se está ayudando a comer mejor a las familias; ya que, añadió, “hemos detectado que las familias han optado, durante la pandemia, por productos envasados”, agregó.

Del mismo modo, aseguró que, entre el primer reparto, que tuvo lugar en julio, y el segundo, que se llevó a cabo durante el mes de noviembre, se incrementaron en 130 los beneficiarios de las cestas de alimentos; “lo que demuestra que la crisis está ahí y que, actualmente, son más niños y niñas los beneficiarios de las denominadas ‘cuota cero’ y ‘cuota mínima’ en los comedores escolares”, añadió.

Las cajas, que pesaban unos 24 kilos cada una, tenían un valor aproximado de unos 30 euros y contenían papas (2 kg), cebollas (1 kg), tomates (1 kg), col verde o roja (1,5 kg), bubango (1 kg), pimiento (0,5 kg), papaya (1,4 kg), plátanos (1 kg), gofio (1 ud.), huevos (30 uds.), queso semicurado (1 ud.), leche 1 L. (12 uds.)

La operación ha supuesto la inversión de medio millón de euros, incluidos en el pacto por la activación social y económica de Tenerife, y  la distribución de 368.823 kilos de alimentos; distribuidos en 30.108 kilos de papas, 15.054 kilos de cebollas, 15.054 kilos de tomates, 22.581 kilos de col verde o roja, 15.054 kilos de bubango, 7.527 kilos de pimientos, 18.065 kilos de papaya, 15.054 kilos de plátanos, 15.054 kilos de gofio, 451.620 huevos, 7.527 kilos de queso semicurado y 180.648 litros de leche.