La ausencia de visitantes al Teide permite una limpieza “a fondo” en zonas recónditas

La consejera del Área de Medio Natural y seguridad, Isabel García, ha indicado que “el personal de mantenimiento del Parque Nacional está realizando una importante labor eliminando residuos de antiguas construcciones, acampadas, cacería o elementos traídos por el viento hacia zonas de difícil acceso”.

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Medio Natural y Seguridad, que dirige la consejera Isabel García, y de la oficina de Gestión del Parque Nacional del Teide, ha reestructurado las funciones del servicio de limpieza del Parque hacia zonas en las que habitualmente no desarrollan su trabajo ya por su lejanía, dificultad de acceso, o porque no se consideran excesivamente expuestas a la visita diaria del Parque. “Estos lugares no se limpiaban desde hace tiempo al no considerarse prioritarios, y ahora podemos hacerlo dado que la actividad habitual se ha parado”, ha explicado la consejera del Área Isabel García.

El Servicio de Limpieza del Parque Nacional del Teide, que se realiza mediante Encargo a la empresa pública TRAGSA ha continuado desarrollando sus trabajos durante el vigente periodo de alarma, por estar contemplado como trabajo esencial en los correspondientes Decretos –Ley aprobados con motivo del Covid -19.

Normalmente este equipo de limpieza, compuesto por cuatro efectivos durante los siete días de la semana, actúa en los puntos y áreas habitualmente más visitadas (miradores, instalaciones y edificios del Parque, áreas de máxima afluencia como La Ruleta o los entornos del Parador y del Teleférico, áreas de uso moderado, senderos masivamente utilizados, franja longitudinal entorno a las carreteras del Parque, etc) y con las frecuencias habituales marcadas en los correspondientes pliegos.

“De esta manera -ha indicado la consejera del Área Isabel García- aprovechamos la ausencia de visitantes y podemos dedicar un equipo a la limpieza de zonas que habitualmente no son prioritarias. El Parque es muy grande, sin embargo, la presencia de residuos se extiende debido a prácticas realizadas antaño, presencia de senderistas o cazadores, o simplemente por efecto del viento que traslada residuos”.

Toda vez que desde el inicio del periodo de emergencia sanitaria y teniendo en cuenta que el Parque Nacional del Teide se encuentra cerrado a actividades turísticas y de ocio, con la consiguiente ausencia de visitantes y por tanto de residuos en las citadas áreas, este equipo de limpieza ha comenzado a actuar en otras zonas revisando y mejorando los entornos menos transitados, pero en los que aparecen huellas humanas susceptibles de corregir como restos de antiguas construcciones, acampadas, restos de cartuchos de caza, elementos relacionados con la apicultura, elementos transportados por el viento, etcétera.

 

Se el primero en comentar en "La ausencia de visitantes al Teide permite una limpieza “a fondo” en zonas recónditas"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*