El COP tinerfeño trabaja en varios proyectos para la prevención y la atención especializada al suicidio

El 10 de septiembre es el día dedicado a concienciar sobre este fenómeno multicausal que requiere de un debate político, social, en sanidad y seguridad, a juicio de Felipe Lagarejo, coordinador de la Comisión de Suicidios y psicólogo especialista en emergencias.

Prevención y atención especializada al suicidio son los dos frentes en los que viene trabajando el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, a través de su Comisión específica, que coordina actualmente, Felipe Lagarejo, defensor de abrir un amplio debate sobre este fenómeno multicausal.

El psicólogo especialista en atención psicológica en emergencias, y miembro del Grupo de intervención del COP (GIPEC), que atiende también casos de suicidios en las islas occidentales, recuerda que en España existe una ratio de 4,3 psicólogos por cada 100.000 habitantes, muy por debajo de los datos de Suecia (10), Noruega o Reino Unido (8), una cifra que considera que puede ser similar en Canarias, y que entiende que no es suficiente para prevenir las conductas suicidas ni, en general, los problemas de salud mental de la población.

Felipe Lagarejo explica que el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife está trabajando en varios proyectos para tratar de sensibilizar e informar a la población y a los medios de comunicación sobre el suicidio.

Uno de estos proyectos consiste en un tríptico, ya elaborado, y una APP en construcción para la prevención, a los que solo falta dotar de financiación para su difusión.

Por otra parte, la Comisión de Suicidio del COP quiere llevar a cabo acciones dirigidas a los medios de comunicación para indicar cómo tratar este tema. Asimismo, con los agentes y fuerzas de seguridad, «porque muchas veces no saben ni cómo afrontar estos casos».

Pero se puede decir que aún más importante sería poder desarrollar reuniones de personas con ideas suicidas o que lo han intentado, expone el psicólogo, «porque el sufrimiento nos viene dado desde que individualizamos el dolor, y la soledad es uno de los problemas básicos del suicidio», alerta. Así como de que «el primer riesgo de suicidio es un intento previo que no ha sido tratado». Y aquí expone la falta de recursos para estas personas, quienes, a menudo, crean un vínculo muy fuerte con quienes les ha salvado, pero que no siempre van a poder atenderles.

Por otra parte, se refiere a  la necesidad de atención a los familiares, «porque la carga de culpabilidad para quienes quedan es muy grande».

 

Se el primero en comentar en "El COP tinerfeño trabaja en varios proyectos para la prevención y la atención especializada al suicidio"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*