El concejal de Medio Ambiente (PP) en Santa Cruz, amenza a los animalistas con sacrificar los gatos callejeros

El nuevo concejal del área de Medio Ambiente y Sanidad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz Guerra, amenaza en una reunión con colectivos animalistas que los gatos callejeros son una plaga que ocupan las vías públicas y que si su gestión fuera del Ayuntamiento los sacrificaría a todos.

Según el nuevo concejal del PP, las colonias felinas son un capricho de sus cuidadores, que hacen uso de la vía pública para satisfacer sus caprichos de tener animales y exige que todos los gatos tengan un chip y a nombre de su cuidador. Termina añadiendo que los cuidadores que quieran gatos que se compren una finca y los saque de la vía pública.

Para él los gatos suponen una plaga que contagian enfermedades, tal y como ha mencionado en declaraciones a la prensa en más de una vez.

Sus declaraciones fueron grabadas ante la incredulidad de los gestores de colonias éticas felinas, que quedaron alarmados al comprobar que el concejal les obliga a poner chip a todos los gatos callejeros pero no como titular su Ayuntamiento (que es su responsable), sino como titular cada cuidador; desconociendo que es ilegal y atenta contra cualquier ordenanza municipal, al no poder tener registrados tantos animales una persona sin tener núcleo zoológico registrado. Es decir, el concejal amenaza con que el cuidador que no le ponga el chip a su nombre a esos gatos callejeros podrán ser sacrificados si depende la gestión del Ayuntamiento.

Una medida que contradice frontalmente con la nueva Ley de protección animal del Gobierno de Canarias y la futura Ley de protección animal nacional.

Colectivos Animalistas.