Cabildo de Tenerife: «Proseguimos con los trabajos de mejora del refugio de Tierra Blanca»

Ya se ha derribado buena parte de la zona de las antiguas jaulas, lo que ha permitido que la próxima semana acceda la maquinaria pertinente para comenzar con los movimientos de tierras previos a las obras de construcción de la nave que albergará nuevos habitáculos para los animales.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla, detalla que la nueva nave tendrá la posibilidad de albergar entre 56 y 120 perros, dependiendo del tamaño y la sociabilidad de estos, y  recuerda que “en la actualidad hay menos de 280 canes en el centro, la menor cifra registrada desde su apertura”.

El Cabildo de Tenerife prosigue con los trabajos de mejora del refugio de Tierra Blanca, en Fasnia, donde se ha derribado buena parte de la zona de las antiguas jaulas, lo que ha permitido que la próxima semana entre la maquinaria pertinente para comenzar con los movimientos de tierras previos a las obras de construcción de la nave que albergará nuevos habitáculos para los animales.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla, subraya que al proyecto de remodelación del centro de protección animal de Tierra Blanca se ha destinado 500.000 euros, que forman parte del presupuesto de 1,5 millones de euros del que dispone el Área de Bienestar Animal. Parrilla indica que la primera fase de las obras ha consistido fundamentalmente en el acondicionamiento de la nave principal para poder albergar más perros, y ahora las labores se centran en concluir el derribo de las antiguas jaulas para comenzar el movimiento de tierras y la construcción de la nueva nave, que contará con una superficie total de 1.061,68 metros cuadrados, incluyendo los patios de ejercicios.

El consejero detalla que la nueva nave de la que dispondrá el centro tendrá la posibilidad de albergar entre 56 y 120 perros, dependiendo del tamaño y la sociabilidad de estos, y recuerda que “en la actualidad hay menos de 280 canes en el centro, la menor cifra registrada desde su apertura”.

Parrilla destaca que “se ha hecho un trabajo administrativo importante desde octubre, con los preparativos para las obras que habían supuesto el traslado de los animales de forma ordenada de una zona del albergue a otra para, mientras, poder llevar a cabo los trabajos en el centro”, y señala que durante los próximos meses se mantendrán las adopciones, pero el acceso al refugio estará limitado para garantizar, tal y como manda la ley, la seguridad de las personas cuando un recinto está en obras, que además en este caso, son de envergadura.

El consejero valora y reconoce a las asociaciones y a los voluntarios y voluntarias “el trabajo que realizan, ayuda sin la cual muchas adopciones y el cuidado de los animales no estaría completo”.