Ashotel advierte de que una tasa turística en Canarias restaría competitividad al destino

Marichal recuerda la experiencia negativa de este impuesto en Baleares y que ya se subió el IGIC al sector en 2012 del 5% al 7%, lo que supone unos 100 millones extras de recaudación.

El presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, Jorge Marichal, ha salido al paso del repetido debate sobre la posibilidad de implantar en Canarias una tasa turística, una propuesta que defiende desde hace tiempo Nueva Canarias (NC) y a la que se ha sumado ahora el Partido Nacionalista Canario (PNC). Marichal recuerda que este tipo de impuestos no beneficia en absoluto al turismo en las Islas y que le resta competitividad al destino.

“No nos cansaremos de decir que una tasa turística es un error garrafal, precisamente en un momento en que el sector experimenta un comportamiento muy positivo, con récord en la llegada de turistas, de facturación y en creación de empleo”, asegura Marichal, quien recuerda que “Baleares es el claro ejemplo de cómo la tasa turística no funcionó y tuvo en contra a toda la turoperación”.

 

El presidente de la patronal hotelera se pregunta cómo encaja esta petición de NC y PNC con el aplauso reciente que estos partidos políticos han hecho al anuncio del Gobierno de España de que bajará las tasas aeroportuarias. “Ya las compañías aéreas aseguran que este anuncio viene bien para aumentar capacidades, afianzar rutas nuevas, ganar competitividad y bajar precios”, apunta Marichal, quien añade que una bajada de precios de los billetes aéreos “aumentará el movimiento de personas, el crecimiento de los negocios turísticos y, por ende, la creación de empleo”.

Precisamente, los últimos datos de empleo registrado, facilitados por el Instituto Canario de Estadística (Istac), arrojan un incremento de casi 5.500 nuevos puestos de trabajo en hoteles y apartamentos en el cuarto trimestre de 2016 en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que supone un 9,2% más. Además, en el sexenio 2010-2016, según los mismos datos, se han registrado 15.300 nuevos puestos de trabajo, un tercio de los cuales se ha generado en el último año. Estos datos corroboran el buen comportamiento del sector,   inmerso   además   en   importantes   procesos   de   renovación  y modernización hotelera, una actividad que genera empleo en el turismo y la construcción.




“Destino antipático”

Una ecotasa, además, “hace antipático a un destino”, indicó el presidente de Ashotel, quien insiste en que “vivimos en un mundo globalizado y la competitividad es muy importante”. Marichal asegura que de implantarse tendría totalmente en contra no solo a los empresarios hoteleros, sino a los turoperadores, que al fin y al cabo son los responsables de traer a las Islas a un porcentaje muy elevado de turistas.

Recordó que en 2012 ya el Gobierno de Canarias subió el IGIC al sector hotelero del 5% al 7%, lo que se ha venido traduciendo en unos 100 millones de euros extras anuales de recaudación, una cifra similar a la que piden ahora desde NC o PNC con la ecotasa.

Por último, Jorge Marichal se congratuló de que el Gobierno de Canarias, a través de su consejera de Turismo, María Teresa Lorenzo, defendiera ayer en el pleno del Parlamento de Canarias su negativa a la creación de una tasa turística. Lorenzo coincidió en sus argumentos en que un impuesto de este tipo podría dar al traste con las expectativas de crecimiento del sector turístico en Canarias.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*