Dos investigados en La Gomera por arrojar dos perros de caza por un acantilado

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza, con el apoyo de agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM), han instruido diligencias en las que investigan a dos varones como presuntos autores de un delito de maltrato animal con resultado de muerte.

Gracias a la colaboración ciudadana, los agentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de que dos varones que circulaban en una furgoneta, en cuyo interior llevaban amarrados dos perros de la raza pointer que eran utilizados para la práctica de la caza, los habían arrojado por un acantilado de la zona del camino de Puntallana, perteneciente al municipio de San Sebastián de La Gomera.

Según la información recibida, los hechos delictivos habían ocurrido en horas nocturnas, sobre las 22:00 horas aproximadamente, cuando los testigos tras observar como la furgoneta circulaba por el citado camino con ambos perros en su interior, pudieron escuchar fuertes alaridos de ambos canes, así como que posteriormente los varones, habían abandonado el lugar, pero ya sin los perros en la parte trasera del vehículo.

Los agentes del SEPRONA iniciaron una investigación para comprobar la veracidad de la citada información, localizado así el lugar exacto, el cual aún tenía las huellas recientes de un vehículo, pero debido a lo escarpado y agreste de la zona, tuvieron que intervenir los agentes del GREIM, que con la ayuda de un dron, consiguieron localizar donde se encontraban los cuerpos de ambos canes, a 80 metros de profundidad del barranco, pudiendo de esta forma realizar una inspección ocular del terreno.

Tras una serie de gestiones de averiguación, los agentes del SEPRONA, consiguieron localizar el vehículo supuestamente empleado para el transporte de los citados canes, el cual aún presentaba restos de barro, así como dos collares en su parte trasera donde supuestamente habrían ido éstos amarrados.

Finalmente, los dos varones también fueron identificados y se les acusa de un delito de maltrato animal con resultado de muerte.

Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de San Sebastián de La Gomera.