Un detenido en Santa Cruz por amenazar y coaccionar al menos a siete mujeres

El detenido contactó con, al menos, 2500 mujeres, la mayoría residentes en Tenerife, a través de una conocida red social.

Se presentaba como fotógrafo profesional que buscaba mujeres para trabajar de modelos. Para ello les requería archivos con fotos de imágenes íntimas o semidesnudas.

Cuando las víctimas se daban cuenta del fraude, eran amenazadas con difundir sus imágenes íntimas para que siguieran enviándole archivos.

La investigación ha localizado a siete víctimas de las amenazas y coacciones.

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la Operación Nasa, han detenido a una persona de 32 años,  con antecedentes policiales, como presunto autor de siete delitos de amenazas y coacciones.

Hechos ocurridos en Tenerife, a través de las redes sociales

El detenido, que contactó con unas 2500 mujeres a través de redes sociales, la gran mayoría de Tenerife, se presentaba como fotógrafo profesional, a la vez que ofertaba plazas de modelo para sesiones fotográficas. En este contexto, las víctimas para conseguir sus objetivos y el detenido los propios, este último solicitaba archivos fotográficos o videográficos a las potenciales víctimas; en ropa interior, o semidesnudas. Estas imágenes eran remitidas voluntariamente por las víctimas, ya que la oferta de trabajo implicaba sesiones fotográficas por las que cobrarían entre 200 y 250 euros.

Comunicadas las condiciones para obtener trabajo, les solicitaba igualmente, las medidas corporales.  Una vez ganada su confianza, les solicitaba realizar videollamadas para obtener imágenes en directo de semidesnudos o poses que les solicitaba.

Cuando la víctima se daba cuenta de que todo era un fraude y dejaba de aportar archivos con las imágenes solicitadas, el autor amenazaba y coaccionaba a las mujeres con difundir las imágenes que poseía de ellas, a sus familiares y conocidos.

Investigación de la Policía Nacional

La investigación se inició por parte de la Policía Nacional en el mes de marzo, a raíz de una denuncia interpuesta por una mujer que acudió a las dependencias policiales con una gran crisis de ansiedad, al haber sido amenazada con hacer públicas imágenes de contenido íntimo, por parte de un individuo, a través de las redes sociales.

La investigación se centró en un varón, que se conectaba a las redes sociales con diferentes perfiles de usuario para dificultar su identificación y localización. Practicadas todas las diligencias pertinentes y obtenidas las pruebas irrefutables, los policías nacionales demostraron su implicación en los hechos, así como la gran cantidad de mujeres canarias con las que había contactado.

Finalmente, en el mes de octubre de los corrientes, se procedió a la detención de este individuo en Santa cruz de Tenerife, siendo puesto a disposición judicial junto con el atestado tramitado.

La investigación ha sido realizada por la Unidad de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial.