Nacional | Kellys acusan “usurpación” del puesto de presidenta de la asociación

Cuando se registró la asociación, la presidenta era Corralero a quien Barros intentó echar vía burofax. Corralero, no obstante, sigue figurando en el registro oficial como tal.

Las camareras de piso sostienen que Barros ha utilizado esta plataforma para sus intereses políticos personales y no se sienten representadas por alguien que “ahora, con la crisis de la caída de Thomas Cook, ha salido a defender el turismo de masas sin preocuparse por las condiciones de trabajo que conlleva”.

El movimiento de protesta de las camareras de piso, que en 2016 se constituye como asociación para luchar contra unas condiciones laborales indignas, lleva tres años siendo representado a nivel nacional por Myriam Barros. Pero, según puede verse todavía en el documento oficial de registro, la presidenta es Eulalia Corralero; la misma que en 2014, inspirada por un artículo de prensa del investigador social Ernest Cañada, crea un grupo de Facebook para ayudar y aconsejar a las mujeres de este sector.

Cuando dos años después nace la asociación y es nombrada presidenta, Barros, entonces vocal, intenta echar a Corralero  vía burofax y según denuncian ahora integrantes de la misma, “usurpa su puesto y su labor de portavoz” para, sostienen “alimentar sus propios intereses políticos”.

El descontento con la labor de Barros –quien actualmente es consejera de Unidas Podemos en el Cabildo de Lanzarote- ha llevado a muchas integrantes de la asociación a buscar ese documento de registro donde se destapa que Eulalia Corralero nunca dejó de ser presidenta, y reclaman que se restablezca el derecho de ésta a ocupar el puesto “porque ella sí ha demostrado que su único objetivo es luchar por la mejora de nuestras condiciones de trabajo”.

 

Se el primero en comentar en "Nacional | Kellys acusan “usurpación” del puesto de presidenta de la asociación"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*