AEGC denuncia un nuevo asalto a la frontera con Melilla sin contar con material antidisturbios

Seis compañeros lesionados, uno con rotura de la nariz fruto de un cabezazo de un inmigrante y los otros cinco con distintas contusiones.

Esta mañana se ha registrado un nuevo asalto a la valla fronteriza de Melilla. Unos 200 inmigrantes subsaharianos organizados han llevado a cabo el asalto y cerca de 50 han logrado finalmente entrar en la Ciudad Autónoma. Como ya viene siendo habitual en ellos, este ha sido un nuevo asalto muy violento con unos inmigrantes que se han comportado de manera agresiva, sorprendiendo, especialmente, el empleo de esa agresividad en el cuerpo a cuerpo con los compañeros que estaban de servicio. Sirva de ejemplo que hay un agente al que le han roto la nariz rota como consecuencia del cabezazo que le propino uno de los asaltantes de la valla.

En AEGC llevamos años denunciando el enquistamiento de la tensión en la frontera con Marruecos y en el perímetro fronterizo. Los inmigrantes ya no son solo hombres y mujeres desesperados por buscar un futuro mejor. Ahora a esa desesperación se suma una perfecta organización, en la que la violencia es su baza principal, para lograr que en cada asalto entre el mayor número de ellos. Cuentan con todas las ventajas, son mucho más numerosos y saben que nosotros, los guardias civiles que habitualmente vigilamos el perímetro, vamos pertrechados para hacer vigilancia ciudadana en un campo de maíz. Esta mañana había compañeros que no tenían ni chaleco antitrauma.

Por este motivo desde AEGC insistimos en que los guardias civiles que prestan servicio tanto aquí en Melilla como en Ceuta (no se puede olvidar que son las dos fronteras de Europa con el África Subsahariana) tienen que tener material antidisturbios para poder defenderse de las agresiones. Hoy les han atacado con piedras desde el otro lado de la valla y los que han logrado saltar se han enfrentado a los agentes. Han perdido el miedo porque saben que son superiores y no tenemos protección. A un puñetazo, una pedrada no se responde con un arma de fuego, pero si con otro tipo de material antidisturbios que garantice la seguridad del guardia civil y la vida del inmigrante.

La violencia de hoy se ha saldado, como decimos, con seis agentes heridos en Melilla y otros agentes de las Fuerzas Marroquies, que pudieron ser muchos más si no hubieran intervenido las Fuerzas Auxiliares marroquíes, que han colaborado con los guardias civiles en todo momento y por la rápida respuesta de los compañeros del GRS que están de refuerzo en verano y los de Seguridad Ciudadana que en seguida se desplazaron a la vaya, lo mismo que ha sido importante la colaboración del CNP y de la policía local que ha cerrado el perímetro.

En AEGC esperamos que esta sea la última de estas acciones que encuentra a los guardias civiles sin la protección necesaria. Hoy han sido 6 heridos, pero desgraciadamente los miembros de este Cuerpo ya sabemos lo que es perder a un compañero como consecuencia de estas agresiones. No hace ni una semana que se anunció la entrega a Marruecos de material móvil por valor de 26 millones de euros ¿no había ni una pequeña partida presupuestaria para dotar a los guardias de Melilla y de Ceuta del material necesario para su autoprotección y para repeler estos ataques?

 

Se el primero en comentar en "AEGC denuncia un nuevo asalto a la frontera con Melilla sin contar con material antidisturbios"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*