38 detenidos en España por “hurto amoroso”

Agentes de la Policía Nacional -en colaboración con la policía rumana, Europol y Eurojust-, han desarticulado una organización criminal especializada en hurtos y robos violentos mediante el método del “hurto amoroso”. Hay 42 personas detenidas en España (38), Rumanía (3) y Portugal (1), nueve de las cuales han ingresado en prisión provisional, y entre los arrestados hay tres menores de edad. Los investigados atacaban a víctimas de avanzada edad por toda la geografía española, no dudando en emplear la violencia para arrebatarles las joyas; posteriormente, blanqueaban el dinero obtenido en su país de origen, Rumanía. La organización desarticulada –itinerante, jerarquizada y hermética-, cuyos miembros mantenían estrechos lazos familiares, habían obtenido grandes beneficios con su actividad ilícita, causando un perjuicio económico de más de un millón de euros. En los 12 registros realizados en España y Rumanía, los agentes han intervenido 66 relojes de lujo, 264 piezas de joyería, 41.000 euros en efectivo, 92 teléfonos móviles, diversas armas de fuego y 10 vehículos de alta gama, entre otros efectos.

La investigación se inició en noviembre de 2018, en Málaga, cuando la Policía Nacional tuvo conocimiento de la existencia de una organización criminal, de carácter itinerante, que estaba especializada en la comisión de hurtos y robos violentos mediante el método del “hurto amoroso”.

Organización jerarquizada, hermética e itinerante

Los agentes constataron la existencia de una organización fuertemente jerarquizada a cuyos miembros les unían fuertes lazos familiares, lo que la hacía muy hermética y carente de fisuras internas. Además, las primeras pesquisas evidenciaron que sus integrantes llevaban mucho tiempo operando, puesto que a ninguno de ellos se le conoce actividad laboral alguna, al tiempo que su nivel adquisitivo y de vida era muy elevado.

Otro aspecto que caracterizaba a la organización desmantelada era su marcado carácter itinerante, en continuo movimiento por todo el territorio nacional. Los investigados se alojaban durante cuatro o cinco días en una casa tipo rural, normalmente en zonas de interior, y se desplazaban cada día en un radio de 100 kilómetros hacia zonas costeras próximas para cometer los hurtos. Inmediatamente después regresaban a la vivienda con el botín, cambiando de zona y de casa de forma constante.

El perjuicio causado supera el millón de euros

La organización, además, disponía de buena logística entre la que se incluía una flota de coches a su servicio a nombre de terceras personas, que ejercían como testaferros, a fin de eludir una posible investigación policial o judicial.

Teniendo en cuenta que el valor medio de los objetos robados es de, aproximadamente, unos 10.000 euros –si bien hay relojes intervenidos que pueden llegar a costar entre 30.000 y 45.000 euros- el perjuicio causado por esta organización se estima que supera el 1.000.000 euros; y todo ello, sin atender al altísimo valor sentimental que muchas de las joyas robadas tenían para sus víctimas. Por otra parte, tan sólo en la provincia de Málaga se les imputa la comisión de 100 hechos durante el año 2019.

Tras varias gestiones, los investigadores identificaron a los principales y más activos integrantes de la organización. A partir de ese momento, las pesquisas se centraron en el estudio patrimonial y económico no sólo de éstos, sino también de su entorno próximo -puesto que el origen del patrimonio generado a partir de conductas delictivas, a menudo, obliga a sus beneficiarios a ocultar la verdadera titularidad de los bienes- con el fin último de proceder a su intervención y decomiso.

Los efectos robados, o el dinero obtenido de su venta, eran enviados a Rumanía

Con el avance de  la investigación, los agentes identificaron los escalones jerárquicamente más bajos de la organización y, a partir de ahí, establecieron el organigrama completo. Asimismo, consiguieron determinar las funciones de cada uno de sus miembros, el modus operandi utilizado, las medidas de seguridad adoptadas, los medios de ocultación de los efectos robados y, finalmente, la plena identificación de sus líderes. Estos últimos se encontraban asentados en la localidad rumana de Tandarei (Condado de Ialomita), lugar al que enviaban los relojes y joyas robadas, o el dinero obtenido de su venta.

Este extremo quedó corroborado tras un operativo policial que permitió localizar a la persona responsable de la función de receptación dentro de la organización. Los agentes observaron cómo acudía a las zonas donde los miembros activos cometían los ilícitos, recogían los efectos robados y los introducía en un compartimento oculto (caleta) de su vehículo para, posteriormente, enviarlas a Rumanía.

Equipo Conjunto de Investigación (ECI) entre España y Rumanía

Gracias a la cooperación internacional, los investigadores tuvieron conocimiento de que el grupo criminal actuaba por todo el territorio europeo, constatando su presencia en países como Rumanía, Italia, Alemania, Bélgica, Reino Unido y Francia. Dado el carácter transnacional e itinerante de la organización, las autoridades de España y Rumanía crearon un Equipo Conjunto de Investigación (ECI).

Recientemente, y de forma conjunta y con el apoyo recibido desde el centro de Coordinación establecido en EUROJUST, se ha realizado la explotación de la operación -con detenciones y registros simultáneos en España y Rumanía- logrando la desarticulación de la organización criminal investigada en su totalidad. Se han practicado un total de doce registros, siete de ellos en España y cinco en Rumanía, estos últimos en los domicilios de los jefes de la organización. Los registros realizados en nuestro país han tenido lugar en Getafe (4), Parla (1), Madrid capital (1) y la localidad murciana de Molina de Segura (1).

42 detenidos, tres de ellos menores de edad

La operación ha permitido detener a 42 personas, nueve de las cuales han ingresado en prisión provisional, en España (38), Rumanía (3) y Portugal (1). Este último arresto se ha producido en el aeropuerto de la localidad portuguesa de Faro cuando el investigado pretendía huir en un vuelo a Reino Unido. Además, tres de los detenidos son menores de edad siendo ingresados dos de ellos en un Centro de Reforma de Menores.

Fruto de los registros practicados, los agentes han intervenido 66 relojes de lujo, 264 piezas de joyería y diversos efectos para la manipulación de relojes, entre los que han localizado tres básculas de precisión y diversas herramientas de precisión de joyería y para el borrado de números de series. Asimismo, han incautado 41.230 euros, cinco armas de fuego, 92 teléfonos móviles, 7 ordenadores portátiles y 10 vehículos de lujo. Por otra parte, los investigadores también han embargado 335 vehículos de alta gama en España y 20 en Rumanía, 10 propiedades inmuebles (mansiones de lujo) y numerosas cuentas bancarias y activos financieros.

La investigación ha sido desarrollada por la UCDEV de la Comisaría General de la Policía Judicial, la UDEF/UDEV de la Comisaría Provincial de Málaga, diversas unidades de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia y la Comisaría Local de Mérida.

 

Se el primero en comentar en "38 detenidos en España por “hurto amoroso”"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*