San Miguel aprueba de forma inicial su presupuesto para 2021 con 18.079.977,44€

Disminuye un  1,64 % respecto al anterior y, a la vez, supone un impulso a la acción y promoción social.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona aprobaba en sesión plenaria celebrada en el día de ayer el presupuesto para el ejercicio 2021. Una propuesta presentada por el Grupo de Gobierno local, quien además posibilitó que los grupos de la oposición, que se abstuvieron en la votación, pudieran presentar otras para su consideración, si bien es cierto que la mayoría de ellas ya habían sido contempladas por dicho grupo de gobierno, e incluso expuestas en sesiones plenarias anteriores.

González ha destacado que este presupuesto «está marcado y adaptado a la crisis sanitaria, social y económica que estamos padeciendo por la covid-19», por lo que se afronta «con la entereza de incrementar cerca de un 50% las actuaciones de acción social, como políticas prioritarias y necesarias para las personas que demandan ayudas y empleo». Por ello, se destinará cerca de 3.000.000 € al área de  protección y  promoción social, la más alta de la historia; así por ejemplo,  la emergencia social se triplica con relación al año anterior, pasando de 105.000 € a 330.000 €; y se incrementan las ayudas al estudio en un 82 %, contado con una partida de 182.000 € para este ejercicio.

Asimismo, sigue la apuesta por las políticas de atención a los mayores y asistencia a personas dependientes, incorporándose incluso nuevos proyectos que ayudarán a paliar la situación social creada por la pandemia centrados en el apoyo emocional o en combatir la soledad; de solidaridad con los colectivos sociales a los ya existentes y de igualdad. Se destina 650.000 € (270.000 € más)  en materia de empleo y  formación, con una previsión de contratación de unas 140 personas  a través de los planes extraordinarios de empleo social  y los programas de formación y  alternancia con el Empleo.

Reactivación de la economía municipal. Uso de los ahorros.

Cabe destacar que este  presupuesto se presenta con ausencia total de deuda Pública y con un Ayuntamiento totalmente saneado, «lo que nos permitirá incorporar el uso de los ahorros de nuestros vecinos y vecinas obtenidos en los últimos años», apuntaba por su parte el concejal de Hacienda, Antonio M. Rodríguez. Esto supondrá un impulso a la reactivación de la economía municipal, y por consiguiente a la generación de empleo, a través de un paquete de obras e inversiones definidas cercano a los 15.000.000 €, y es que San Miguel fue uno de los primeros municipios en formalizar el uso de los remanentes para tal fin que, sin lugar a dudas, repercutirá en el tejido productivo y en la mejora de las lista de desempleo en nuestro municipio.

Desde el consistorio se entiende que la crisis social y sanitaria ha hecho que los colectivos sociales, culturales, festivos y deportivos no hayan desarrollado con normalidad una labor tan necesaria y que tanto identifica a nuestro pueblo con sus tradiciones, costumbres, hábitos saludables…, por lo que se mantendrán las subvenciones para tal propósito.

Asimismo, Rodríguez, destaca el hecho de consignar «un paquete de ayudas al sector primario, autónomos y se potenciará el comercio tradicional a la vez que se aumentará  la promoción turística del municipio con el ánimo de contribuir a relanzar esta actividad que tanto se ha visto afectada». Un presupuesto que, un año más, mantiene congelado todas sus tasas e  impuestos.

Se apuesta también por el bienestar y la calidad de vida  mejorando y ampliando los servicios públicos junto con el mantenimiento de las infraestructuras. La sostenibilidad y el medio ambiente tendrán su reflejo en las campañas medioambientales que se pretenden realizar sobre reciclaje, los animales de compañía y sobre los usos de los escombros

Obras y Otras Inversiones.

En cuanto al capítulo inversor cercano a los 800.000 €, se verá incrementado con la incorporación de cerca de 15.000.000 € del remanente para un paquete de obras ya diseñado y aprobado:

-4.100.000 € para  acondicionamiento, accesos al mar en el litoral de la Costa  San Miguel

-Deportes: 3.100.000 € para mejora de instalaciones deportivas (sustitución césped campo de fútbol “Jairo Martín Arzola” de Guargacho, Muro e Iluminación campo futbol “Pedro Alonso Alayón” de Aldea Blanca, iluminación campo fútbol “Paco Tejera”, mejora accesos al campo futbol “Juanito Marrero” de  las Zocas, cubierta terrero lucha “Tomás González Martin”);

-1.600.000 € para obras de urbanización, repavimentación y acerados en los diferentes núcleos del municipio

-2.100.000 € en obras de abastecimiento y saneamiento (EDAR en Llano del Camello, mejora red de hidrantes Las Chafiras, mejora red general de abastecimiento Oroteanda-Punta del Lomo – El Monte);  adquisición de suelo patrimonial

-1.500.000 € en Reformas de alumbrado público enfocados al ahorro y a la eficiencia energética (Tamaide, Las Zocas, Cruz Ballena-San Miguel Casco y la renovación de la  instalación del  Centro Multidisciplinar “Jonay Risco Pérez”)

-1.000.000 € para actuaciones en  parques y jardines, mobiliario urbano y señalética (ampliación del  área recreativa parque Llano del Camello, proyecto de accesibilidad, itinerarios peatonales en centros municipales para personas con discapacidad, entre otros) y el equipamiento de la casa cultural D. Gregorio, en El Roque.

Destacan otras actuaciones como la ampliación del servicio de limpieza y jardinería en la costa además de la puesta en funcionamiento del alcantarillado, además de las inversiones sociales que se incorporarán a al próximo ejercicio, por un importe de 1.350.000 €  tales como el Centro de Mayores en Guargacho; una gran reivindicación vecinal que cubriría la demanda de la parte baja del municipio de este sector de la población para disfrutar de actividades de ocio y tiempo libre, el recurso alojativo-alternativo en Tamaide, adecuación del Centro de Día La Alborada, Centro Social Polivalente de San Miguel de Abona y mejoras y dotación en las dependencias de los Servicios Sociales municipales. En definitiva, actuaciones que van a seguir reforzando a  San Miguel de Abona como un lugar atractivo para vivir y para invertir

Lo que está claro es que la evolución de la pandemia va a marcar el devenir de este presupuesto que puede sufrir modificaciones, si fuese necesario, tal y como se hizo en este ejercicio 2020, durante el cual hubo modificaciones presupuestarias para ayudas sociales y ayudas a autónomos, empresas y microempresas, entre otras.