El PP acusa al Cabildo de ocultar información sobre ‘LaLiga Promises’ en Arona como sede del torneo

LaLiga Promises.

El PP los acusa o de ocultar información a los miembros de la corporación.

Sólo tres días después de asegurar a preguntas del Grupo Popular que no estaba cerrado dónde se celebraría  ‘LaLiga Promises’ sus responsables presentan a Arona como sede del torneo.

Solo tres días después de que el consejero responsable del Área de Innovación del Cabildo de Tenerife, Antonio García Marichal, asegurara en comisión plenaria, a preguntas de la consejera del Grupo Popular Natalia Mármol, que aún se desconocía en qué municipio se celebraría este año el torneo de fútbol base LaLiga Promises porque se barajaban varios, el propio García Marichal asistía al acto de presentación de Arona como sede del XXII Torneo Internacional acompañando de Carlos Alonso.

La inusual rapidez con la que se resolvió la cuestión de la sede de LaLiga Promises una vez que el equipo de gobierno fuera interrogado por el Grupo Popular y la inmediatez con la que se procedió a la presentación del evento, han dado lugar a que Natalia Mármol denuncie “la ocultación deliberada de información a la oposición, algo que constituye no solo una deslealtad con los miembros de la corporación, sino también un caso de incumplimiento del deber de facilitar a los miembros de la misma la información solicitada con veracidad y la vulneración de nuestro derecho a contar con ella”.

La consejera popular puso además de manifiesto que es una decisión “que se ha tomado a hurtadillas porque ellos sabían perfectamente que el Puerto de la Cruz, municipio encabezado por un alcalde del PP y donde se celebró este torneo el pasado año, aspiraba a ser de nuevo la sede del mismo”. Para mayor abundamiento de la maniobra política que se adivina tras la decisión de trasladar a Arona el XXII Torneo Internacional LaLiga Promises se da la circunstancia de que los responsables del municipio sureño no querían que el torneo se celebrara en su Municipio debido al altísimo grado de ocupación hotelera que registra en los meses en Navidades, que es la fecha en la que tendrá lugar.

“En la comisión parlamentaria pusieron la experiencia del Puerto de la Cruz por la nubes, aunque dejaron deslizar alguna pega, como el supuesto mal estado del césped de los campos de juego o la falta de oferta alojativa, algo que no es más que una excusa porque el año pasado nada de eso supuso ningún inconveniente y el torneo fue todo un éxito según todas las partes y tuvo un altísimo grado de participación”, dijo Mármol.

La consejera recordó además que el organizador del evento, José Ramón de la Morena a través de su Fundación, había hecho especial énfasis en público y en privado de los buenos resultados obtenidos en el Puerto de la Cruz y de la fortuna de haber logrado que el evento se celebrara finalmente en Tenerife después de las reticencias que había puesto el Municipio de Arona y que habían puesto en muy peligro la celebración en la Isla de este torneo de deporte base.

Tanto o más significativo, como señaló Natalia Mármol, es que “el propio presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, dijera una vez concluida la pasada edición que la LaLiga Promises sería una seña de identidad del Puerto de la Cruz”. “¿Qué ha pasado entonces para que se descarte al Puerto de la Cruz como sede de este evento y se haga a escondidillas e incluso faltando a la verdad?”, se preguntó la consejera.

El misterio, la premura y las incoherenias que se desprenden de la elección de Arona como sede del torneo podrían quedar resueltos si se pone sobre la mesa que el propio Antonio García Marichal está llamado a ser el próximo candidato a la Alcaldía de Arona por Coalición Canaria (CC) según diversas fuentes. De hecho, y para corroborar que la elección ha formado parte de una operación política, partidista y sectaria, Carlos Alonso resaltó sin pudor durante la presentación del evento que el mérito de haberse llevado a Arona LaLiga Promises era de Antonio García Marichal.

Natalia Mármol concluyó que está hipótesis demuestra el “rancio sectarismo” en el que se mueve el Cabildo, su presidente y CC, así como la deslealtad con los alcaldes denunciada en estos días por el portavoz del Grupo Popular, Sebastián Ledesma, ya que en el caso de Arona el primer edil ni siquiera había sido invitado a un acto de presentación del evento “que en lugar de celebrarse en Arona, como cabría esperar, tuvo lugar en la sede del propio Cabildo para mayor gloria de su presidente y de CC”, denunció la consejera.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*