Granadilla busca soluciones para los ruidos que se producen en la zona de Pelada

Ayuntamiento y Autoridad Portuaria se reúnen para abordar los ruidos que se producen en la zona de Pelada.

El alcalde trasladó la necesidad de que se busque una solución y el origen de las molestias provocadas a la población residente en la zona.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona ha mantenido esta semana una reunión con la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife para abordar los ruidos y las molestias que se están generando a la población residente en el litoral del municipio. El encuentro contó con la presencia del alcalde, José Domingo Regalado; el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos González; el director de la Autoridad Portuaria, Aitor Acha; los concejales de Urbanismo y Servicios Generales, José Luis Vera y Marcos Antonio Rodríguez, respectivamente, y personal técnico de sendas administraciones.

José Domingo Regalado trasladó a los representantes de la Autoridad Portuaria la necesidad de que se busque una solución y el origen de estos ruidos en pro de la seguridad y el bienestar de los vecinos de esta parte costera, y que abarca principalmente desde la zona de Pelada hasta Los Balos. El alcalde explica que la Autoridad Portuaria se ha comprometido a realizar un estudio de las posibles vibraciones que dicha instalación portuaria puede estar provocando, e informa de que el Ayuntamiento, también, realizará un estudio independiente.

Además, hoy se han dado los primeros pasos para la creación de una comisión Ciudad-Puerto, que contará con representantes de la Autoridad Portuaria y del Consistorio, con la finalidad esencial de facilitar los canales de comunicación a la hora de resolver los inconvenientes y los asuntos relacionados con la infraestructura portuaria ubicada en el término municipal granadillero.

El mandatario municipal explica que este encuentro es fruto de una propuesta realizada por el Ayuntamiento a raíz de las quejas vecinales y la difícil situación que están viviendo los residentes en esta parte del municipio, comprometiéndose la Autoridad Portuaria a realizar un estudio pertinente sobre el origen de esta situación. También, se ha trasladado una propuesta municipal para conocer los perfiles de trabajo que demandará la actividad portuaria y poder solicitar nuevos ciclos formativos en el municipio que puedan cualificar a las personas que quieran trabajar en dichas instalaciones.