Arona | Los trabajadores del Hotel Alborada Ocean Club, desesperados por no cobrar sus salarios

Foto de Archivo.

La empresa Ten-Bel Turismo S.L., que explota el complejo de Alborada Ocean Club en las Galletas, Arona, no paga las nóminas de sus trabajadores/as desde enero, adeudando hasta ahora dos mensualidades, además del sistema de abono de las nóminas en meses anteriores de forma irregular, incumpliendo lo establecido en el Convenio Provincial de Hostelería. Tampoco se abonan las cuotas a la Seguridad Social, lo que ha provocado el embargo de las cuentas de la empresa. Llevando a cabo una política empresarial con toda clase de incumplimientos laborales con los trabajadores y trabajadoras.

Los trabajadores/as estamos reviviendo pesadillas pasadas ya que todavía se nos adeudan tres nóminas del año 2019, cuando gestionaba el complejo la empresa Annapurna, encontrándonos en la actualidad en una situación similar. En un periodo de 24 meses no nos han pagado cinco nóminas resultando insoportable la situación que estamos viviendo.

Este hecho se agrava por los problemas actuales ocasionados por la pandemia derivada por el COVID-19, así como las dificultades de algunos trabajadores/as para cobrar el ERTE por problemas con las tramitaciones del mismo; es injustificable que una empresa con 85 trabajadores/as no disponga la firma digital para poder reclamar las prestaciones no recibidas.

Desde que se procedió con el desahucio de la anterior explotadora Annapurna el pasado 20 de junio de 2019 y que nos dejó una deuda de tres meses, se hizo cargo la actual propietaria Tenbel Turismo y está firmó un contrato de Management con la mercantil Gestión Hotelera Costa del Silencio y desde un principio surgieron las discrepancias entre ambas, sufriendo un daño colateral los trabajadores/as.

Los problemas se agravaron a partir de noviembre de 2020 y el Comité de Empresa solicitó formalmente el cese de la actividad y así poder enviar al ERTE por Fuerza Mayor a los trabajadores/as y que estos tuvieran algún tipo de cobertura económica para hacer frente a sus necesidades básicas, pero la empresa incomprensiblemente no ha tomado en cuenta esta petición. Somos conocedores que el ERTE es una herramienta que está a su alcance y que puede ser utilizada en estos momentos de pandemia y no entendemos cómo no se hace uso de la misma ya que los trabajadores/as estamos sufriendo una situación insoportable debido a la falta de ingresos.

Dentro de la plantilla hay casos verdaderamente dramáticos: trabajadores/as a los que se les han devuelto recibos bancarios , se les ha cortado el teléfono por impago , algunos/as han sido amenazados con desahucios por no poder hacer frente a sus alquileres , hay compañeros/as que han tenido que solicitar la baja médica por problemas de ansiedad e inclusive tenemos el caso de un compañero que desgraciadamente sufrió el fallecimiento de su esposa y no disponía de recursos para poder enterrarla dignamente, organizando por parte de la plantilla una iniciativa para recaudar fondos para ayudar a este trabajador.

Por estos motivos y alguno más que se nos queda en el tintero los trabajadores/as, el Comité de Empresa y el Sindicato Comisiones Obreras denunciamos ante la opinión pública la situación que la plantilla de Tenbel está soportando y convocamos una HUELGA y CONCENTRACIÓN para el próximo día 1 de abril.

Por todo ello, apelamos a ustedes y esperamos una pronta solución. No entendemos que una empresa que incumple, se intenta burlar y especula de esta forma y más aún en estos difíciles momentos se salga con la suya y dilata los plazos todo lo posible perjudicando a 85 familias que llevan dos meses sin cobrar y que no pueden soportar más esta lamentable situación.