El servicio de acompañamiento al alumnado Trans* forma a más de 600 alumnos y alumnas en un año

Canarias vuelve a ser pionera en Atención a la Diversidad, con la activación de un protocolo para el acompañamiento a este colectivo en los centros escolares.

La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha puesto en marcha este curso un ‘Protocolo para el acompañamiento al alumnado Trans* y para la atención a la diversidad de género en los centros educativos’ del Archipiélago, con el fin de “garantizar la plena integración escolar del alumnado cuya identidad no coincida con la identidad registral o que exprese su género de una manera que no coincide con las expectativas sociales más habituales respecto a su sexo”

Así lo explicó Soledad Monzón, titular del departamento autonómico, durante la sesión plenaria del Parlamento autonómico, en la que trasladó a los diputados y diputadas las características del nuevo documento, en el que se ha trabajado durante casi un año de forma conjunta con las asociaciones y colectivos del colectivo Trans* y que también se ha presentado ante el Consejo Escolar de Canarias. Este Protocolo sitúa a la Comunidad Autónoma como pionera en el trabajo por la integración del alumnado Trans* desde los centros educativos, con la plena identificación en el centro por el nombre sentido, su aplicación en todos los listados y en el trato diario en las aulas y, en definitiva, cuantas medidas son necesarias para normalizar la situación del alumnado Trans* en los centros educativos de las Islas.

Entre las medidas para atender a este colectivo, dentro y fuera de las clases, la consejera destacó durante su intervención la creación de un “servicio de asesoramiento LGTBI para toda la comunidad educativa, que comenzó a funcionar con antelación al propio protocolo”. Desde el 10 de octubre de 2016, este servicio  ha intervenido en casos de asesoramiento y gestión de incidencias relacionadas con alumnado Trans*, “además de dar charlas de concienciación en diferentes centros, con la participación de más de 600 alumnos y alumnas y de 80 docentes”, destacó la titular de Educación, quien resaltó además el trabajo del equipo técnico en el asesoramiento a las familias “una medida en la que Canarias es una de las Comunidades Autónomas pioneras”, subrayó.

De este modo, el servicio colabora en la difusión del protocolo, que se aplica desde este curso en todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos en el Archipiélago, y el asesoramiento, formación e intervención en los centros educativos que así lo solicitan. Este acompañamiento formativo, a través de charlas y acciones puntuales, se dirige a toda la comunidad educativa, y complementa, en palabras de la consejera, “desde una perspectiva más especializada la labor que se desarrolla desde el Programa de Igualdad y Educación afectivo-sexual con el apoyo de la Red Canaria de Escuelas para la Igualdad”.

Soledad Monzón detalló que esta red, compuesta por 224 centros de Canarias, coordina, dinamiza e impulsa el trabajo coeducativo, se establece como recurso educativo y  permite al profesorado compartir experiencias que “desde la perspectiva de género transformen la vida de las aulas en todas sus dimensiones”.

El papel de la red no se limita visibilizar el trabajo docente, indicó la consejera, “también pretende realizar acciones proactivas que eviten especialmente la violencia de género y que fomenten también el respeto de la diversidad afectivo-sexual”, una función que se construye a través de reuniones de coordinación de la Red y a partir de un espacio virtual que cuenta, además, con apartado específico con recursos educativos para el tratamiento de LGTB.

Por otro lado, la consejera enfatizó en otras medidas recogidas en el protocolo y paralelas al trabajo que se desarrolla dentro de las aulas, como la celebración de encuentros de intercambio de experiencias y la coordinación con colectivos LGTBI para crear espacios de reunión para familias y colectivos de alumnado, como la Convivencia Trans*familias canarias celebrada la pasada semana con la colaboración de la Consejería.

También en esta línea, Soledad Monzón indicó que entre las previsiones de su departamento se encuentra la convocatoria de proyectos y concursos que ayuden a la visibilización e integración del colectivo, así como la celebración de jornadas de sensibilización LGTBI cada dos años.

Respecto a las medidas de carácter administrativo que recoge el nuevo protocolo, la titular de Educación señaló en el Parlamento de Canarias la incorporación del sexo sentido del alumnado a los registros de los centros educativos, a través del aplicativo de gestión de la información del alumnado ‘Pincel Ekade’, de forma que en los informes no oficiales que se generan se muestren el nombre y sexo de las alumnas y alumnos Trans*. Con esta nueva funcionalidad, indicó Monzón, se da “cumplimiento de lo establecido en la Ley 8/2014 de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales”.

Educar para la Igualdad en Canarias

El protocolo para el acompañamiento al alumnado Trans* y para la atención a la diversidad de género se suma a las medidas de impulso a la Igualdad que desarrolla la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias.

La iniciativa se incorpora este curso dentro de un programa de acción más amplio y compuesto por diversas perspectivas, recogido en el Plan para la igualdad y la prevención de la violencia de género. Este curso el plan ha iniciado su andadura con la implantación del protocolo y la creación de la figura de agentes zonales de Igualdad: cincuenta docentes que cuentan con cinco sesiones lectivas semanales de su horario para coordinar el trabajo coeducativo de los centros.

Por otro lado, 214 docentes de Canarias se han acreditado en Igualdad durante los últimos cuatro años, con una certificación que parte de un programa formativo con el que el profesorado profundiza en conceptos como igualdad de género, diversidad afectivo sexual, prevención de la violencia de género y de la LGTBI-fobia, así como en el enfoque pedagógico necesario para trasladar a las aulas estos contenidos. Este curso, se ha dado un nuevo impulso a esa acreditación, con la convocatoria esta semana de 124 plazas de una sola vez, entre las que se cuentan 10 para Inspección y 14 para las asesorías de los Centros del Profesorado.

La formación de la Consejería se divide en seis módulos específicos, que analizan el concepto de Igualdad desde diferentes perspectivas: la socialización del género y construcción de las identidades de género, historia del pensamiento feminista y de las políticas dirigidas a fomentar la Igualdad, la coeducación, características de la pedagogía basada en la Igualdad y su introducción en la escuela, prevención de la violencia de género y la diversidad afectivo sexual.

Además, el plan de Igualdad potencia el desarrollo de proyectos educativos que ya se vienen desarrollando en los centros educativos de Canarias, como ‘Diversigualdad’, ‘Pluraleando’, ‘Diversidades en construcción: una cuestión de educación’ o ‘Tándem’, dedicados a educar en la diversidad afectivo sexual, fomentar el respeto a las diferencias personales y familiares o prevenir el acoso entre iguales, el sexismo o la LGTBI-fobia, entre otros.

 

Se el primero en comentar en "El servicio de acompañamiento al alumnado Trans* forma a más de 600 alumnos y alumnas en un año"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*