Otorrinolaringología del HUC incorpora la cirugía guiada por navegador

Es una herramienta de gran utilidad en áreas estructuralmente difíciles  y como consecuencia de los cambios que las patologías producen.

No sólo se consigue la mejoría clínica sino que también se reduce el tiempo quirúrgico y la estancia media.

El servicio de Otorrinolaringología del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha incorporado un navegador que permite saber en todo momento cual es la situación exacta de un instrumento quirúrgico durante una intervención, mejorando la precisión quirúrgica y la seguridad del paciente.

La región craneofacial es una asociación compleja de estructuras óseas y de tejidos blandos. A través de ellos pasan numerosas estructuras neurovasculares y sensoriales esenciales. Además, los procesos patológicos y los tratamientos previos modifican estas estructuras con lo que, con frecuencia, se dificulta la orientación espacial del cirujano, que ya estaba complicada por la estrechez natural de los accesos o por la presencia de hemorragias.

Además, los endoscopios utilizados deforman la geometría de la región; por eso, cirujanos experimentados encuentran con frecuencia problemas en la identificación anatómica. En los últimos años se han creado accesos neurootológicos y/o rinológicos.

El navegador con el que ahora cuenta el HUC no sustituye al cirujano pero si aporta información visual y táctil. Está especialmente indicado para intervenciones endoscópicas en la región nasosinusal, hipófisis y base de cráneo, incluyendo órbitas, así como en intervenciones complejas en el oído.

El cirujano necesita orientación y localización tridimensional, lo que se requiere en este tipo de cirugías es eficacia en términos de erradicar la patología, y seguridad de no producir daño. La tasa de complicaciones global es muy baja (hasta 4,3%), pero la morbilidad es severa y puede poner en riesgo la supervivencia.

Este nuevo navegador utiliza las imágenes radiológicas del propio paciente (TAC o RNM) y supone  una ayuda insustituible en la cirugía primaria pero es más utilizada en las cirugías de revisión.

Son muchos los pacientes que se van a beneficiar de la incorporación de este navegador. Por el momento se ha utilizado fundamentalmente en cirugía de la patología inflamatoria nasal, es decir, en la sinusitis crónica con o sin pólipos nasales.

Aunque Rinología es la sección que más uso hace del navegador también será  utilizada por otras secciones con lo que se va a enriquecer la capacidad asistencial del servicio de Otorrinolaringología, mejorando la calidad y los resultados en la cirugía nasosinusal.

Ventajas

Con la ayuda del navegador se consigue la mejoría clínica (menos complicaciones, menor número de recurrencias del proceso, etc.), la disminución del tiempo quirúrgico, que lleva aparejada una menor morbilidad y  una menor estancia media. Señalar también  la disminución de la carga emocional del cirujano a la hora de enfrentarse a cirugías de revisión complejas.

Destacar también la importancia del navegador como instrumento educacional. La correlación constante entre la localización del instrumento quirúrgico y el lugar del campo operatorio, acelera las curvas de aprendizaje. La utilización de pantallas indica a todos los profesionales que participan en el quirófano de  la situación y la etapa en la que se encuentra la cirugía con lo que se sienten más involucrados en el acto quirúrgico.

En la instalación del navegador en este centro hospitalario participado servicios como Sistemas de Información e Ingeniería Biomédica, entre otros.

Para el jefe de servicio de Otorrinolaringología del centro hospitalario, Blas Pérez Piñero “es una herramienta imprescindible para el trabajo del cirujano que se enfrenta a patologías crónicas y/o recurrentes en el área rinosinusal. Las ventajas son evidentes y estamos en el punto de ofrecer a nuestros pacientes las mejores posibilidades a la hora de enfrentarse a un proceso patológico con la mayor tranquilidad y con las mínimas posibilidades de sufrir una complicación posterior.”