Las palmas | Los Okupas entraron con llave en mano y sacaron a la gata que dejaron más de 10 días encerrada

Leales.org informa que después de más de 10 días sin que ni la policía local de Las Palmas de Gran Canaria, ni la policía nacional, ni los bomberos actuasen en el rescate de la gata (es carey) de la casa okupa, han sido los propios okupas los que entraron con llave en mano, sacaron a la gata y se la llevaron por la presión mediática en las redes, según versión de la rescatadora que aporta la foto.

Todo esto después de las incesantes llamadas de ciudadanos a la policía local y bomberos, al ver la noticia en los medios digitales y por ende en las redes sociales.

Lo cierto es que, según abogados animalistas en Madrid, la policía local de Las Palmas de Gran Canaria comete presuntamente delito de omisión del deber de perseguir delitos, según consta en el artículo 408 del Código Penal; al no atender la resolución del artículo 15.2 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana. En dicho artículo de Ley Orgánica, se indica: 2. Será causa legítima suficiente para la entrada en domicilio la necesidad de evitar daños inminentes y graves a las personas y a las cosas, en supuestos de catástrofe, calamidad, ruina inminente u otros semejantes de extrema y urgente necesidad. En el semejante actual, el gato lleva casi 10 días encerrado en una casa abandonada y sin poder salir.

Es la propia policía local de LPGC la que ha respondido a los ciudadanos y a bomberos incluidos, que preocupados por las llamadas también se pusieron en contacto con dicha jefatura local.

En este sentido, los policías locales excusan la negativa a intervenir porque según ellos necesitan orden judicial; desconociendo al efecto la aplicación del artículo 15.2 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Después de más de 10 días sin que ni la policía local de Las Palmas de Gran Canaria, ni la policía nacional, ni los bomberos actuasen en el rescate de la gata (es carey) encerrada y abandonada en la casa okupa, han sido los propios okupas los que entraron con llave en mano, sacaron a la gata y se la llevaron por la presión mediática en las redes, según versión de la rescatadora que aporta la foto.

Todo esto después de las incesantes llamadas de ciudadanos a la policía local y bomberos, al ver la noticia en los medios digitales y por ende en las redes sociales.

Lo cierto es que, según abogados animalistas en Madrid, la policía local de Las Palmas de Gran Canaria comete presuntamente delito de omisión del deber de perseguir delitos, según consta en el artículo 408 del Código Penal; al no atender la resolución del artículo 15.2 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana. En dicho artículo de Ley Orgánica, se indica: 2. Será causa legítima suficiente para la entrada en domicilio la necesidad de evitar daños inminentes y graves a las personas y a las cosas, en supuestos de catástrofe, calamidad, ruina inminente u otros semejantes de extrema y urgente necesidad. En el semejante actual, el gato lleva casi 10 días encerrado en una casa abandonada y sin poder salir.

Es la propia policía local de LPGC la que ha respondido a los ciudadanos y a bomberos incluidos, que preocupados por las llamadas también se pusieron en contacto con dicha jefatura local.

En este sentido, los policías locales excusan la negativa a intervenir porque según ellos necesitan orden judicial; desconociendo al efecto la aplicación del artículo 15.2 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana.