La trágica verdad detrás de los regalos «vivos» en Telde, en vísperas de Navidad

Indignación ciudadana en las redes al acercarse las fechas Navideñas y ver ciertos tipos de regalos vivos y en condiciones de poca ventilación y desprendiendo calores sofocantes, en tiempos en los que ya se consideran regalos poco éticos.

Se constata que si antes ir a un circo con animales se consideraba algo normal, ahora es casi impensable. Incluso ya marcas internacionales de telefonía móvil muestran anuncios con animales adoptándose en refugios y no vendiendolos. Lo mismo está ocurriendo con la venta y exposición de seres vivos, que sienten y padecen donde la bajada de la venta de animales sigue cayendo, a la misma vez que sube la de adopciones.

Denuncia pública:

Por si fuera poco, algunos Ayuntamientos y conscientes de la ola moral de la sociedad ya actualizan sus ordenanzas de protección animal y si bien no tienen capacidad legal para evitar su venta, sí que pueden y regulan el poner trabas o condiciones que limiten su venta; pongamos por ejemplo recientemente el del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria:

https://www.laspalmasgc.es/es/ayuntamiento/prensa-y-comunicacion/notas-de-prensa/nota-de-prensa/El-Pleno-aprueba-la-nueva-ordenanza-de-animales-que-eleva-a-43-las-infracciones-y-prohibe-el-abandono-tras-un-atropello/

Entre otras prohibiciones, añaden: 

«En el capítulo de establecimientos de venta de animales, se regula exhaustivamente el bienestar de los animales objeto de comercio, para que estén en las mejores condiciones posibles en función de sus necesidades. Entre otras cuestiones, los perros y gatos se venderán a través de catálogo y se prohíbe la venta de animales antes del momento recomendado para el destete de cada especie. También se exige la esterilización de los animales objeto de venta, adopción o transacción económica».

Como antes pasaba con los circos, donde en un municipio se prohibía su utilización y en el municipio de al lado sí, la misma comparación está pasando con las ordenanzas municipales de protección animal o tenencia de los mismos y la regulación de su venta.

Y es que cuando se aplique la actualización de la normativa del Ayuntamiento de la capital, el ciudadano podrá constatar cómo, por ejemplo, en el Centro Comercial El Mirador de la capital ya no se podrá vender animales en vitrinas o expuestos y en cambio a unos escasos metros, en el Centro Comercial Las Terrazas de Telde, se siguen permitiendo sin ningún tipo de restricción, condiciones ni seguimiento por parte del Ayuntamiento de Telde.

Y esto es lo que ha pasado esta semana, donde numerosos ciudadanos han compartido las condiciones poco salubres y que rozan el maltrato animal de algunas tiendas en Telde que se dedican a la venta y hasta crianza de perros y gatos. Incluso hay algunos ciudadanos que advierten de su posible adopción gratuita para luego venderlos impunemente en vitrinas cerradas las 24h.

La alarma y denuncia pública la comenzó un ciudadano cuando difundió desde la Plataforma Animalista Leales.org unas fotos de unos animales encerrados en vitrinas las 24h bajo unas condiciones de poca ventilación y altas temperaturas: https://leales.org/ID/14138

Al publicarlo en Leales.org se difundió masivamente por más de un centenar de páginas y grupos animalistas, donde ya se ha convertido en viral y las réplicas a dicho Ayuntamiento y su concejalía no se han hecho esperar. En el caso de la concejala de protección animal, Auri Saavedra Suárez, se defiende de las críticas argumentando que la venta de animales seguirá existiendo y que no es de su competencia legal el prohibirlas, animando al ciudadano a poner una reclamación en algún lado de la web municipal que a día de hoy aún no hemos localizado: https://www.facebook.com/auri.saavedrasuarez/posts/10218592022785237

Voluntarios de Leales.org también han observado que en las imágenes y vídeo de la denuncia, se observa que las vitrinas tienen un sistema insuficiente de ventilación y que además tienen encerrado a una raza de perro de hocico chato, los cuales se caracterizan por no regular correctamente su temperatura a través del jadeo y peligrando su vida al estar encerrados en vitrinas con una ventilación insuficiente.

 

La exposición en vitrinas cerradas de perros con hocico chato debería de prohibirse, ya que provocan golpes de calor y su muerte, considerándose por tanto delito de maltrato animal.

El peligro de muerte por golpes de calor en los perros de hocico chato, como el del vídeo adjunto:

Recordar por último que las ventas de perros y gatos en Navidad terminan en las calles de las ciudades y puertas de perreras y refugios de protectoras en plena Semana Santa o en vísperas de las vacaciones de verano. En una comunidad autónoma que lidera el abandono de animales por habitantes de toda España y por tanto de toda Europa, coincidiendo irónicamente con su presencia en la bandera oficial de Canarias y teniendo la palabra latina Can, cuyo origen es cannis = perros.

 

Se el primero en comentar en "La trágica verdad detrás de los regalos «vivos» en Telde, en vísperas de Navidad"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*