El HUC reconocido por sus trabajos de investigación en el Congreso Europeo para el estudio del hígado

La valoración de dos estrategias para rescatar pacientes con hepatitis C ha sido reconocida como uno de los mejores trabajos del Congreso en el apartado de Salud Pública y hepatitis C.

Otros tres profesionales obtuvieron la Young Investigator Bursary, una beca que se otorga a los mejores trabajos aceptados en investigadores de menos de 35 años.

El servicio de Aparato Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha logrado posicionar sus trabajos de investigación entre los mejores  en el Congreso Internacional de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL) que este año tenía previsto celebrarse en Londres y que , debido a la pandemia, se ha celebrado recientemente de forma virtual. Se trata de un encuentro en el que se dan cita los grandes profesionales en este ámbito.

A día de hoy, el virus de la hepatitis C tiene métodos diagnósticos precisos y tratamiento antiviral que consigue tasas de curación de más del 95%, algo impensable hace no más de 5-6 años. Por lo tanto, el mayor desafío en esta nueva era de los antivirales de acción directa es la de conseguir identificar, esto es diagnosticar y rescatar para el sistema sanitario a los pacientes que desconocen estar infectados, así como aquellos perdidos en el seguimiento. Por este motivo, el objetivo de algunos de estos trabajos presentados por profesionales del HUC en este Congreso Europeo pretenden evaluar los mejores métodos para el rescate de estos pacientes.

El estudio del Dr. Alberto Hernández Bustabad que valora la estrategia de llamadas telefónicas frente al envío de cartas por correo postal para el rescate de pacientes con hepatitis C fue seleccionado por los expertos como de lo mejor del Congreso en el apartado de Salud Pública.

Por otra parte,el análisis de la Dra. Dalia Morales sobre la implementación del test de gota seca y telemedicina, el ensayo clínico de la Dra. Cristina Reygosa que compara tres tipos de cribado del virus de hapatitis C y el trabajo del Dr. Carlos González Alayón en el que se mide la función renal en pacientes cirróticos con un método más preciso fueron premiados con la Young Investigator Bursary, una beca de reconocimiento a los mejores trabajados aceptados en investigadores de menos de 35 años.

Para el jefe de servicio, Manuel Hernández Guerra “estos cuatro reconocimientos en un Congreso Internacional tan relevante supone un gran reconocimiento al trabajo de estos jóvenes profesionales que compatibilizan la actividad asistencial con la investigadora, fundamental para mejorar la atención que prestamos a nuestros pacientes.”

Trabajos galardonados

Alberto Hernández Bustabad

Este estudio se centra en los sujetos que tenían anticuerpos frente al virus de la hepatitis C, aquellos que habiendo tenido contacto con el virus, pero que, por la razón que fuese, no tenían solicitada carga viral (esto permite identificar si el paciente presenta infección activa). Por ello, se compararon dos estrategias: la llamada telefónica frente al envío de carta por correo postal, con el objetivo de evaluar la eficacia (número de pacientes que acudían a la consulta) y la eficiencia (intentos de contacto con los sujetos).

Se observó que la llamada era una estrategia eficaz (acudieron el 46,5% de los pacientes a la consulta frente al 28,2% de los que recibieron carta), pero poco eficiente, pues se necesitaban más recursos para conseguir que un paciente acudiera a consulta frente a la carta. Esto se traduce en que de cada once llamadas se conseguía que un paciente acudiera a consulta, mientras que solo se requerían cuatro cartas para el mismo resultado en la segunda estrategia. Esto permite conocer que ambas estrategias son aplicables para el rescate de pacientes, pero la carta parece ser más eficiente a la hora de la valoración de los recursos.

Dalia Morales Arraez

En este caso el trabajo consistió en la implementación del test de gota seca en las unidades de atención a las drogodependencias para diagnosticar la infección por hepatitis C (con detección de anticuerpos) y así derivar al hospital a la consulta especializada a aquellos pacientes con resultado positivo para completar el estudio de la infección y prescribirles el tratamiento para curar la infección.

Pese al alto grado de participación en estas unidades, se detectó que el 55,6% de los pacientes perdían el seguimiento en algún punto, algunos no acudían a la consulta con el especialista, otros no completaban el estudio y otros quedaban pendientes de evaluar la curación de la infección tras el tratamiento.

Por este motivo, se implementó el test de la gota seca para la determinación directa de viremia (un resultado positivo confirma la infección activa) así como la telemedicina y el circuito de derivación al especialista implementado previamente, observando como la telemedicina era más eficaz para el rescate de los pacientes que habían perdido seguimiento, y con buena satisfacción por parte de los pacientes.

Cristina Reygosa Castro

Se trata de un ensayo clínico en colaboración con Atención Primaria que compara tres estrategias de cribado de virus de la hepatitis C (VHC) mediante test de gota seca combinado con el cribado de cáncer de colon mediante sangre oculta en heces. Para llevarlo a cabo se realizaron tres estrategias en la población diana a la que se realiza test de sangre oculta en heces (pacientes entre 50-70 años).

Se observó que el cribado de VHC con gota seca en el centro de salud es igual de aceptado por los pacientes tanto si se combina con el cribado de cáncer colorrectal como si se realiza de forma aislada. Sin embargo, las estrategias realizadas en el centro de salud tuvieron una mayor participación que la estrategia de self-testing, cuando los pacientes lo realizan en su propio domicilio previo envío de kit con material e instrucciones. A pesar de que ésta es menos aceptada, todas las muestras realizadas por los propios pacientes fueron válidas para análisis. Por lo tanto, integrar el cribado de VHC al de sangre oculta en heces puede ser muy útil en regiones con programas de cribado de cáncer colorrectal establecidos y con altas tasas de participación.

Carlos González Alayón

Es un trabajo observacional, prospectivo, realizado a pacientes cirróticos en seguimiento en consultas o ingresados en el hospital en el que se midió la función renal mediante un método más preciso y exacto que el habitual por analíticas: el aclaramiento de iohexol mediante método de gota de sangre seca realizado en la Unidad de Función Renal ubicada en el HUC.

La función renal se encuentra sobreestimada en los pacientes cirróticos y el valora de creatinina no refleja el grado de disfunción real. Tras realizar el método iohexol-DBS se clasificó a los pacientes en dos grupos y se llevó acabo un seguimiento prospectivo analizando los eventos adversos graves, hospitalizaciones y/o muertes de estos pacientes.

Se observó que el primer grupo (sobreestimado) estaba en mayor riesgo de eventos adversos graves y hospitalizaciones. Además se advirtió que los factores asociados a sobreestimación fueron el sexo femenino, un índice de masa corporal bajo y episodios previos de fallo renal agudo.