Gran Canaria adjudica por 500.000€ un simulador para predecir la evolución de los incendios

Es la segunda fase de Alertagram para mejorar la gestión de las emergencias y tendrá un plazo de ejecución de doce meses

Proyectará los incendios en el banco de arena y su cerebro informático calculará la dirección y los perímetros más probables

El sistema, similar al que se usa en EEUU, Canadá o Australia, permitirá profundizar en el conocimiento y prevención de los incendios en la isla

El Cabildo de Gran Canaria ha adjudicado por 510.000 euros la instalación del Sistema Táctico Operativo (SiTO), una red informática que incorpora un simulador de incendios forestales inédito en España para proyectarlos en el banco de arena y predecir su evolución, lo que permitirá adelantar la toma de decisiones con datos precisos constantemente actualizados.

Se trata de la segunda fase del proyecto Alertagrán de Gran Canaria Isla inteligente para mejorar la gestión de las emergencias tras la primera fase, integrada por dos proyectos adjudicados por 2,7 millones, el Sistema Integral de Vigilancia Forestal y la plataforma informática SIGO, que entrarán en funcionamiento el próximo trimestre y al que se acoplará este nuevo sistema usado en Estados Unidos, Australia y Canadá.

Será instalado en el Cecopin en el plazo de un año y su cerebro informático procesará los datos del incendio y los cruzará con el sistema de información geográfica y parámetros meteorológicos para calcular las velocidades, direcciones y perímetros más probables en varios momentos.

Este caudal de información será de gran ayuda para mover equipos y definir estrategias que también se proyectarán como un mapa táctico en la mesa de simulaciones, donde también estará el emplazamiento de los efectivos, carreteras, pistas de tierra, hidrantes y depósitos de agua.

Otra de las ventajas es que todos los datos de los incendios quedarán registrados para su reproducción las veces que sea preciso para aprender de ellos y profundizar en las medidas de prevención, extinción y protección de la población y el territorio, de manera que se trata también de una herramienta de prevención, pues además elaborará mapas diarios de riesgos con parámetros como la temperatura, el viento o la humedad ambiental.

Preparado para interactuar con la red de vigilancia y de comunicaciones

El Cabildo está inmerso en la instalación del Sistema de Vigilancia Forestal, la primera fase de Alertagran, formado por 25 puestos de vigilancia remota dotados con sensores de humo y las siete de mayor cobertura, también con cámaras de infrarrojos para en total cubrir el 70 por ciento de la isla, espacio que engloba las zonas forestales y de interfaz donde viven 170.000 personas.

También cuenta con 23 estaciones meteorológicas, 14 de ellas con sensores de combustible muerto para medir el grado de sequedad de la maleza, variable especialmente útil para elaborar los mapas de riesgo. Todo este torrente de información será transmitido al nuevo simulador.

La adjudicación de esta segunda fase de Alertagran incluye la formación del personal así como su preparación para acoplar futuras aplicaciones, pues el objetivo del Cabildo de Gran Canaria es modernizar al máximo la gestión de las emergencias en pro de la seguridad ciudadana.