FECAO manifiesta su malestar por el comportamiento incívico de algunos jóvenes en el ocio nocturno

La Federación de Ocio y Servicios de Canarias, denuncia el comportamiento incívico de algunos jóvenes en las puertas de los establecimientos de Ocio Nocturno. ¿Problema de los empresarios o de Orden Público? Casi siempre se culpa a los empresarios y lo más grave es que se les hace una mala publicidad, sacando en los medios informativos el comportamiento de estos jóvenes, la mayoría menores  y en las cercanías o calles aledañas y no en nuestros establecimientos, manifiesta la Presidenta de Fecao, Bárbara  Cabrera. Esto es un problema de orden público y un comportamiento incívico del público en general, lo vemos en las playas, en cualquier acto, en una celebración  existe un grupo de ciudadanos que, todavía no es consciente de la gravedad de la pandemia ni de sus consecuencias. Pero estamos cansados que siempre que ocurre este tipo de comportamiento o jóvenes en la puerta de los establecimientos, se vea la imagen de los empresarios perjudicada, con la situación que esta atravesando el sector.

Ya lo hemos denunciado en reiteradas ocasiones, el comportamiento de una parte de la juventud,  no entendemos que les lleva a esta situación, inseguridad familiar, tal vez la angustia social y sus inseguridades les inviten a la desconexión temporal del mundo real. No obstante, no es un factor negativo, que guste el ocio nocturno, seamos más jóvenes o mayores, pero un ocio cívico, moderado y con respeto y por supuesto, con la mayoría de edad cumplida.

La mayoría de estos problemas,  radica en las fiestas populares, entre otros, donde miles de jóvenes menores acaban en coma etílico a altas horas de la noche sin ningún control  y dónde los medios no hacen eco de tan grave situación. Esta práctica la tenemos todo el año. En Canarias hay 88 municipios, por lo que perfectamente tenemos una fiesta por semana, pero todo hay que decirlo, dónde más radica este habito es en Gran Canaria, por ello se ha perdido empleo y se han cerrados las discotecas, nuestro principales competidores son los Ayuntamientos.

Manifiesta la Presidenta que, el ocio nocturno incluye necesidades que considera básicas como la propia comunicación. De esta forma se crean comunidades en que se coopera entre los integrantes y se facilita un gran sentimiento de pertenencia a tu grupo concreto. Pero deben las administraciones públicas buscar la solución a este problema de orden social y no anteponer como principales responsables a los empresarios que generan empleo a través de sus locales de ocio nocturno.