El decreto de seguridad en playas y zonas de baño avanza hacia su aprobación definitiva

Playa de El Médano.

Nieves Lady Barreto explica en el Parlamento que el texto ya está listo para que el Consejo de Gobierno lo eleve al Consultivo.

La consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, ha informado hoy en el Parlamento regional de que el proceso de elaboración del proyecto de decreto de seguridad en playas y zonas de baño encara la última etapa para su aprobación definitiva y está ya en disposición de ser elevado por el Consejo de Gobierno al Consejo Consultivo. “Durante la tramitación se recibieron un total de 72 participaciones de asociaciones y ciudadanos, fundamentalmente sobre el papel del socorrista. A esto hay que sumar la veintena de aportaciones de las diferentes administraciones públicas consultadas y de la Fecam”, explicó la consejera.

Barreto destacó, asimismo, que para la redacción del texto se han tenido en cuenta las contribuciones técnicas informadas por el comité de especialistas constituido a raíz de la celebración del I Congreso de Prevención y Seguridad en el litoral de Canarias el pasado mes de octubre.

El proyecto de decreto ha despertado especial interés en el resto de Comunidades Autónomas como así lo corrobora su exposición, hace dos semanas, en el II Congreso Internacional de Seguridad, Emergencias y Socorrismo celebrado en La Coruña ante los mejores especialistas del mundo en la materia.

El objeto de esta nueva norma es dotar a las playas y zonas de baño marítimas de Canarias de una nueva política de seguridad a través de la adopción de medidas de información, vigilancia, planificación e intervención en el litoral. “Ello supondrá una mejora sustancial en materia de seguridad pública tanto para residentes como para turistas”, recalcó la consejera.

El texto normativo establece un catálogo general de playas y zonas de baño, su clasificación según criterios de riesgo y el grado de protección que les corresponde. Ello supondrá la obligatoriedad de incluir elementos de seguridad activa o pasiva en estos espacios e, incluso, la elaboración de planes de seguridad y salvamento en determinadas playas o zonas de baño.

Estos instrumentos de planificación recogerán los criterios e indicadores técnicos que van a ser utilizados como referencia para el dimensionamiento del Servicio de Salvamento así como los elementos que se deben instalar.

El objetivo – tal y como señaló Barreto- es fortalecer la prevención como estrategia fundamental en la seguridad del litoral y mejorar la atención y la respuesta coordinada a las diferentes situaciones derivadas de las emergencias tanto ordinarias como de Protección Civil.

La consejera recordó que la seguridad en playas es competencia de los ayuntamientos, pero el Gobierno de Canarias ha previsto que 30 millones del Fdcan vayan destinados, entre otros fines, a la financiación necesaria para poner en marcha las medidas recogidas en el decreto.

Barreto también hizo hincapié en que el año pasado, desde la Dirección General de Seguridad y Emergencias se remitieron una serie de recomendaciones de seguridad en playas y zonas de baño a todos los ayuntamientos costeros y que cada año se lanzan campañas de divulgación a la población en general.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*