Cruz Roja albergó a 1.700 personas durante los incendios en Gran Canaria

Se activaron los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias de Albergue Provisional, Intervención Psicosocial y Comunicaciones.

Cerca de 450 voluntarios y voluntarias de Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife y La Palma, colaboraron en el dispositivo de emergencias.

Desde que comenzaron los incendios forestales en la isla de Gran Canaria, el pasado 10 de agosto, Cruz Roja puso en marcha un operativo para brindar apoyo en las labores de evacuación de las personas con movilidad reducida, gestionando traslados bien a domicilios de familiares, amigos y vecinos que se ofrecían para alojar a las personas, así como a residencias sanitarias y a centros hospitalarios para aquellas personas que por sus circunstancias personales necesitaban cuidados especiales. Esta intervención de nuevo se realizó en el momento del regreso de las personas a sus hogares.

Asimismo, la Institución activó el ERIE de Albergue Provisional, alojando a 1.700 personas en los albergues gestionados directamente por Cruz Roja, dotándolos de todo lo necesario como camas, mantas, sábanas, toallas, ropa de vestir, alimentos y kits de higiene personal. Además de servir de apoyo logístico al resto de albergues que fueron instalados en los diferentes municipios afectados,  dotándolos de este mismo material. Al mismo tiempo, Cruz Roja en colaboración con el Ayuntamiento de la Vega de San Mateo y el Colegio Oficial de Veterinarios de Las Palmas, acondicionó un espacio para las mascotas de las personas albergadas para que los animales pudieran estar cerca de sus dueños y dueñas haciéndoles menos traumática la situación, siendo el Colegio de Veterinarios los encargados de lo preciso para que los animales estuviesen atendidos.

Por otro lado, se activó el ERIE de Intervención Psicosocial, en los albergues situados en San Mateo, Teror y Valleseco, ampliando su intervención al resto de albergues ubicados en los municipios implicados, en caso de necesidad por las personas afectadas por el incendio. Este servicio consiste en acompañar y escuchar a la persona albergada, hablar con ella para evitar la soledad en los momentos más difíciles.

Por otro lado, el Gobierno de Canarias asignó a Cruz Roja Española la logística de avituallamiento para los equipos de extinción, hombres y mujeres que se estaban jugando la vida en la lucha contra el fuego y a todos los intervinientes en la emergencia, en este caso, nuestra labor principal consistía en distribuir, el desayuno, almuerzo y cena, además de agua, bebidas, mantas, kits de higiene personal, etc…, y cubrir las demandas de las necesidades de estas personas para la continuidad del servicio que estaban prestando.

Destacar la participación del voluntariado de la Institución, cerca de 450 voluntarios y voluntarias que realizaron una excelente labor al frente de la emergencia y que sin esa colaboración desinteresada y predispuesta no hubiera sido posible llevar a buen término nuestra intervención.

Por último, desde Cruz Roja queremos expresar públicamente nuestra solidaridad con las personas y familias afectadas por los incendios en Gran Canaria, así como mostrar nuestro agradecimiento y por supuesto, el agradecimiento infinito a todo el voluntariado y personal laboral de Cruz Roja que durante estos intensos días han demostrado una vez más el compromiso solidario que llevan en su corazón. Sin ellos y ellas habría sido imposible haber dado respuesta a todas las necesidades de las personas, familias e intervinientes.

y apoyo a los compañeros y compañeras de los cuerpos y fuerzas de seguridad que han estado trabajando para lograr su total extinción.

Igualmente queremos reconocer y agradecer la enorme marea de solidaridad que hemos recibido desde la sociedad en general, personas anónimas que se han ofrecido a ayudar, empresas que han donado alimentos, bebida, ropa, etc., o que han facilitado sus recursos para que pudiéramos realizar nuestra actividad de la forma más rápida posible, administraciones públicas, colegios profesionales, etc.

Y por supuesto, el agradecimiento infinito a todo el voluntariado y personal laboral de Cruz Roja que durante estos intensos días han demostrado una vez más el compromiso solidario que llevan en su corazón. Sin ellos y ellas habría sido imposible haber dado respuesta a todas las necesidades de las personas, familias e intervinientes.

 

Se el primero en comentar en "Cruz Roja albergó a 1.700 personas durante los incendios en Gran Canaria"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*