Comunicado desde la Federación de Kellys (Las Kellys Federadas)

Desde hace seis años nos organizamos y creamos un manifiesto de lucha conjunto, un manifiesto para reivindicar una serie de puntos importantes, y de los  cuales y como caramelitos hemos conseguido alguna brizna como para que nos dé el aire fresco en la cara (reconocernos tres enfermedades) de muchas, por ejemplo.

En la precampaña electoral, hemos sido la imagen más valiosa para el objetivo de Gobierno, que claramente era la promesa de uno de los puntos del manifiesto.

La derogación del art.42.1 del Estatuto de los trabajadores para prohibir la externalización de nuestro colectivo, dando por hecho que somos la parte troncal del hotel y prometiéndonos hacerlo realidad.

Ahora la excusa es que entre Diputados y Ministros no son capaces de ponerse de acuerdo para que nuestra penosa situación y la del país se arreglen y votar coherentemente para no desamparar a nadie.

El Gobierno, olvida a las trabajadoras precarias. Trabajadoras contratadas temporalmente y que sirven para reforzar a la plantilla fija de los hoteles.

Trabajadoras que debían incorporarse a sus puestos de trabajo, coincidiendo con la alta ocupación turística que comenzaba, justo con la Semana Santa y continuaban hasta el término de la época estival.

A partir de ésta, los hoteles iban incorporando paulatinamente a cientos de trabajadores que este año y debido al Coronavirus se ven excluidos en las ayudas impuestas por el Gobierno y por pertenecer a personal contratado a empresas externas (ETT) se ven también excluidas de las medidas que los hoteles pusieron en marcha, no sólo porque estos han cerrado, sino porque aun llevando varias temporadas trabajando para el mismo establecimiento, éstos solo amparan a los trabajadores de contrato directo.

Trabajadoras con contratos en fraude de ley y a las que muchas, sus empresas ya han eliminado de sus ficheros para no tener que responder por ellas.

Trabajadoras que llaman a nuestra Federación desesperadas porque tenía que llegar este momento, para darse cuenta del valor de los empleados más precarios mientras estamos confinados.

Desde el minuto uno, se aseguró desde la presidencia del Gobierno que nadie quedaría desamparado, que el Gobierno estaba trabajando para ello.

Y comenzaron a salir los decretos, muy convincentes; y al paso del confinamiento van  cambiando puntos y claro está, no hay cambio sin pero. Y los peros los pagan los que con esfuerzo y sacrificio han levantado el país y a los que desgraciadamente el virus se está llevando.

Ahora lógicamente no haréis caso a este escrito porque os escudareis en que la crisis sanitaria prima. Claro es, que vivimos en un país donde tenemos que esperar siempre a que las cosas pasen para verlas. Terminada la crisis sanitaria, vendrá la económica y entonces sacareis  este escrito del cajón.

No podemos echar la culpa de una catástrofe de esta magnitud a nadie, ni siquiera al Gobierno del cual vamos a depender en este futuro incierto.

Pero hoy más que nunca os queremos decir que tras seis años pidiéndolo ha pasado esto, cuando está pandemia acabe, nos darán el valor que tenemos, mientras tanto haced lo posible para que NADIE quede sin ayudas.

LAS KELLYS FEDERADAS, 31 MARZO 2020.

 

Se el primero en comentar en "Comunicado desde la Federación de Kellys (Las Kellys Federadas)"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*