Colegio Oficial de Biólogos de Canarias aboga por la implantación del coche eléctrico en las islas

coche eléctrico.

El biólogo Tomás Gómez, miembro de la Asociación de usuarios AUVE, valora las ventajas de los vehículos ecológicos en Canarias, para rebajar nuestra factura energética y como contribución individual a la lucha contra el cambio climático.

Actualmente, el  tráfico contribuye en más de un  80 por ciento  a las partículas contaminantes que hay en el aire de nuestras ciudades, mientras que el 20 por ciento de la población de la UE se expone a niveles de ruido superiores a umbrales de más de 65 dBA (una conversación animada). Por otra parte, hay que tener en cuenta el balance energético de Canarias: empleamos un 50% de combustible fósil para el desplazamiento de turismos. Este importante impacto ambiental y económico podría verse reducido de forma decisiva con el coche eléctrico, que es mucho más eficiente. Si, además, se pudiera acompañar del autoconsumo de la fotovoltaica, conseguiríamos bajar la factura energética de manera drástica, hoy por hoy tres veces más cara en las islas que en la península y, también, acercarnos a una soberanía energética.

Así lo estima el biólogo, Tomás Gómez, quien defiende el efecto positivo que el coche eléctrico tiene sobre el cambio climático, sobre el ruido de las ciudades, y por su nula contaminación. Al tiempo, desmitifica algunos inconvenientes que se atribuyen a estos vehículos, en relación a su autonomía o posibilidades de recarga de la batería.

“Actualmente, un coche eléctrico que se cargue por la noche tiene autonomía entre 150 y 200 kilómetros.  Difícilmente un ciudadano  de las islas hace ese recorrido diariamente”, indica el biólogo, usuario de uno de los más de  650  vehículos eléctricos que circulan ya por nuestras carreteras de Canarias. (Fuente: DGT agosto del 2016).

“Al comprador de un coche eléctrico siempre le paraba la dependencia de los puntos para recargar su coche. Actualmente  esta autonomía está garantizada para el 90 % de los desplazamientos. En Canarias existen más de 91 puntos de recarga entre públicos y privados, aunque van aumentando”, precisa sobre una red de recarga que los usuarios pueden comprobar fácilmente en la web Electromaps.

Recuerda, además, que “a corto y  medio plazo, el Cabildo de Tenerife tiene pensado establecer una infraestructura de recarga que permita sustituir parte del parque de  vehículos de alquiler actuales por vehículos eléctricos”. A su vez, resalta que para algunas empresas turísticas y comercios resulta muy interesante como forma de atraer al turismo sostenible. Mientras que los ayuntamientos de Santa Cruz, La Laguna o La Matanza están adoptando medidas para implantar puntos de recarga en sus municipios y dar facilidades de aparcamiento a este tipo de vehículos.

En su opinión, un punto  de recarga eléctrico no es muy caro. “Los sistemas más baratos están por debajo de los 600 euros, los más lentos, mientras que los rápidos, tardan unos 20 minutos en recargar hasta el 80 o 90% de la batería, y pueden  alcanzar los 40.000 euros de coste. Aunque la realidad es que el usuario, normalmente, lo recarga por la noche al llegar a su garaje”.

En cuanto al coste de la carga de un vehículo eléctrico, y con la tarifa nocturna supervalle, se sitúa alrededor de 1 euro y permite recorrer hasta 150 kilómetros. “No obstante, ya para el próximo año se venderán vehículos con 300 kilómetros de autonomía , porque la capacidad de la batería va siendo mayor, como ocurre con la telefonía móvil”, avanza.

Además, explica, “ocurre un hecho curioso, y es que los vehículos eléctricos se recargan al frenar o en las bajadas. Por ejemplo, un vehículo eléctrico que suba al Teide, cuando llegue al parador estará con un 20% de batería, pero cuando baje a Santa Cruz tendrá, debido a la auto recarga de la bajada, entre un 40 o 50 % de batería.  Esta recarga se produce porque en  la bajada el vehículo va a  transformar la energía potencia de la altura en energía eléctrica, lo mismo ocurre en la ciudad y la carretera, cada vez que disminuye la velocidad, el coche recarga algo las baterías”.

Tomás Gómez admite que aunque de forma lenta, “las administraciones van animándose a incorporar a sus flotas estos vehículos, mientras que las empresas privadas lo utilizan como incentivo para atraer a sus clientes, pero, sobre todo, como contribución corporativa con el compromiso e  impulso a la sostenibilidad y la creación de puestos de trabajo”.  No obstante, advierte de que “resulta un tanto incongruente que las administraciones canarias mantengan la práctica totalidad de su flota de coches con combustibles fósiles, cuando son las llamadas a concienciar sobre su uso”, en consonancia con lo expresado por la  Asociación de Usuario de Vehículos Eléctricos, www.auve.org, que además de poner en común las experiencias de los usuarios, asesora a los entes oficiales para que fomenten el uso del coche eléctrico.

 

(*) El COBCAN en su política de transparencia declara no haber recibido ningún tipo de financiación por la redacción de este artículo.

 

Se el primero en comentar en "Colegio Oficial de Biólogos de Canarias aboga por la implantación del coche eléctrico en las islas"

Deja tu comentario