CCOO Canarias: «Es necesario YA un plan concreto de desescalada educativa»

Desde CCOO dejamos claro, en el pleno de ayer del Consejo Escolar de Canarias, que los cambios que se producen en normativa por razones de alerta sanitaria no justifican la ausencia, a estas alturas, de un documento mucho más preciso que el presentado en ese órgano.

Durante la reunión, la Administración defendió una presentación, no un plan específico, en la que describe brevemente sus intenciones genéricas para la desescalada educativa durante el fin del curso 2019-2020 y el inicio del próximo.

Desde CCOO, como primer sindicato de la Enseñanza en Canarias, respondimos que el proceso no queda claro en absoluto. En principio parece que se rectifica lo que se había presentado anteriormente en mesa sectorial planteando ahora otras cuestiones como la incorporación del alumnado de 6º curso de primaria la próxima semana y el refuerzo educativo en grupos de 10 (contradiciendo las instrucciones ministeriales que indican que hay que evitar aglomeraciones y actividades grupales), cuestionando la posibilidad del regreso a la actividad presencial del alumnado de 0 a 6 años, la incorporación presencial de orientadores de todas las etapas educativas o la celebración de pruebas de acceso de ciclos formativas y educación de adultos, entre otras.

Señalamos también que el carácter cambiante de la situación actual no justifica la ausencia de una planificación mínimamente clara y concreta y no la que se presentó en la tarde de ayer.

Exigimos que se elabore y presente un verdadero Plan de Desescalada Educativa porque aún no se cuenta con uno de esas características. El próximo lunes 25 está prevista la entrada en fase 2 dentro del estado de alarma y no es de recibo que se precipite la elaboración y difusión de instrucciones a última hora.

Desde CCOO hemos insistido en la necesidad de:

  • Revisar la legislación vigente en materia de Salud Laboral y constituir y/o convocar los correspondientes comités de Seguridad y Salud Laboral.
  • Negociar con los representantes legales de los trabajadores y trabajadoras las condiciones en las que se desarrollará la vuelta a las aulas en un entorno seguro y garantizando la salud.
  • No reanudar la actividad lectiva en Educación Infantil y Educación Especial pues es imposible garantizar la seguridad y la salud de todos sus integrantes. Y aplazar la incorporación del alumnado del resto de los niveles hasta el próximo curso.
  • Tener en cuenta que la nueva normalidad ha de basarse sobre tres ejes principales: A) Garantía de control y cumplimiento de las recomendaciones sanitarias de seguridad, clave para una reducción de las ratios profesor-a/alumno-a.
  1. B) La movilidad a los centros educativos, con especial atención a las rutas escolares, siguiendo las recomendaciones de Sanidad. Evitando aglomeraciones en las entradas y las salidas del centro.
  2. C) Actuaciones en el interior de los centros: obligatoriedad del uso del adecuado material de protección e higiene individual, con protocolos que aseguren el distanciamiento social, reforzando la limpieza y desinfección antes, durante y después de la apertura de cualquier centro, en los comedores escolares tener en cuenta el público al que van dirigidos y sus características propias…

– Elaboración de protocolos específicos para y por nivel educativo y sector profesional.

Planes de continuidad de la actividad docente con las debidas garantías: Evaluación de los riesgos de contagio en el sector en los distintos escenarios y tipos de actividad, identificación y actuaciones con las personas especialmente sensibles, establecer los escenarios de riesgo en las distintas fases y tareas, determinación del personal disponible y necesario para enfrentar todas las tareas requeridas, detección de posibles contagios, cálculo de aforos y distribución del personal para guardar las distancias de seguridad, protocolos de gestión de residuos, verificación de las actuaciones llevadas a cabo, designación de un delegado o una delegada que vigile el cumplimiento de todo ello en cada centro, evaluación de los riesgos para la salud que supone el teletrabajo y las medidas a adoptar…

Reforzar y aumentar las plantillas y poner en valor y apoyar la labor profesional del personal de administración y servicios de los centros educativos, incorporando diplomados en Enfermería (DUE).

– Establecer protocolos y medidas de actuación en la incorporación y la salida de los centros educativos y para una gestión segura de los recreos, en los desplazamientos interiores por los centros y durante el uso de comedores escolares, instalaciones deportivas, salas de informática, laboratorios, talleres de FP, bibliotecas, etc.

Plan de refuerzo y potenciación de la formación y actualización del profesorado, dotación de los materiales y recursos necesarios para la teleformación, así como regulación de las jornadas laborales en teletrabajo y en enseñanzas mixtas, medidas preventivas y adaptaciones de los currículos y de la organización del trabajo en ambos casos.

Ficha financiera suficiente para poder abordar el aumento de personal, así como disponer de los medios y recursos necesarios para la desescalada.

Por último, se indicó que el acopio de información relacionada con el personal de riesgo no será utilizado en ningún caso para cuestionar la contratación de personal interino el próximo curso.

CCOO presenta sus propuestas de Salud y Seguridad en los centros educativos: desescalada y curso 2020-2021

 

El informe presentado hoy a nivel estatal contempla revisar la legislación vigente en materia de Salud Laboral y constituir y/o  convocar los correspondientes comités de Seguridad y Salud Laboral. Canarias no ha convocado aún los distintos comités en el ámbito de la enseñanza pública no universitaria. Es urgente negociar con los representantes legales de los trabajadores y trabajadoras las condiciones en las que se desarrollará la vuelta a las aulas  en un entorno seguro y garantizando la salud.

La función principal de los centros es garantizar el derecho a la educación, la vuelta a los centros no puede basarse en criterios exclusivamente de conciliación de la vida familiar y laboral olvidando las cuestiones de salud y seguridad.

No se debe reanudar la actividad lectiva  en Educación Infantil y Educación Especial pues es imposible en la práctica garantizar la seguridad y la salud de todos sus integrantes. También es preferible aplazar la incorporación del alumnado del resto de los niveles para el próximo curso. Sin garantías, la Federación de Enseñanza de CCOO considera que no se pueden reabrir los centros.

Debemos plantear la nueva normalidad sobre tres ejes principales:

  1. A) Garantía de control y cumplimiento de las recomendaciones sanitarias de seguridad, clave para una reducción de las ratios profesor-a/alumno-a.
  2. B) La movilidad a los centros educativos, con especial atención a las rutas escolares, siguiendo las recomendaciones de Sanidad. Evitando aglomeraciones en las entradas y las salidas del centro.
  3. C) Actuaciones en el interior de los centros.

En cualquier caso, desde CCOO exigimos:

La obligatoriedad del uso del adecuado material de protección e higiene individual (mascarillas, mamparas, geles hidroalcohólicos, toallas de papel desechable, etc.)

– La implementación de protocolos que aseguren el distanciamiento social.

– Reforzar la limpieza y desinfección antes, durante y después de la apertura de cualquier centro, con los protocolos, los productos viricidas autorizados y el suficiente personal de limpieza debidamente protegido.

En los comedores, además de los requisitos para el sector de la hostelería, se debe tener en cuenta el público al que van dirigidos y sus características propias para garantizar la seguridad.

– Elaboración de protocolos específicos para y por nivel educativo y sector profesional.

Planes de continuidad de la actividad docente con las debidas garantías. Estos planes deben contemplar al menos:

–  Una evaluación de los riesgos de contagio en el sector en los distintos escenarios y tipos de actividad concreta.

– La identificación y actuaciones con las personas especialmente sensibles.

–  Propuestas de medidas preventivas.

–  Escenarios de riesgo en las distintas fases y tareas.

Determinación del personal disponible y necesario para enfrentar todas las tareas requeridas.

–  Actuaciones en el caso de detectar posibles contagios.

–  Cálculo de aforos y distribución del personal para guardar las distancias de seguridad.

–  Materiales de protección e higiene para el personal.

–  Protocolos de gestión de residuos.

–  Verificación de las actuaciones llevadas a cabo.

Designación de un delegado o una delegada que vigile el cumplimiento de todo ello en cada centro.

–  Una evaluación de los riesgos para la salud que supone el teletrabajo y las medidas a adoptar.

Reforzar y aumentar las plantillas y poner en valor y apoyar la labor profesional del personal de administración y servicios de los centros educativos, incorporando diplomados en Enfermería (DUE).

– Establecer protocolos y medidas de actuación en la incorporación y la salida de los centros educativos y para una gestión segura de los recreos, en los desplazamientos interiores por los centros y durante el uso de comedores escolares, instalaciones deportivas, salas de informática, laboratorios, talleres de FP, bibliotecas, etc.

Desde CCOO exigimos una evaluación con participación sindical en todas estas medidas y todas las que puedan adoptarse, para detectar deficiencias y valorar la eficacia de las iniciativas desarrolladas, así como para establecer otras que se estimen oportunas.

 

Se el primero en comentar en "CCOO Canarias: «Es necesario YA un plan concreto de desescalada educativa»"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*