Canarias registra un aumento importante de casos de alopecia frontal fibrosante

Este tipo de alopecia cicatricial se manifiesta con una pérdida de pelo en las cejas y en la zona frontal del cuero cabelludo, es decir, en lo que se conoce como la zona de la diadema. Sus consecuencias son irreversibles, por lo que detectarla a tiempo es imprescindible para frenar su evolución.

La alopecia frontal fibrosante es una enfermedad que ha aumentado de forma considerable en los últimos años, especialmente entre las mujeres en edad previa a la menopausia. Sus consecuencias son irreversibles, por lo que detectarla a tiempo es imprescindible para frenar su evolución. Este tipo de alopecia cicatricial se manifiesta con una pérdida de pelo en las cejas y en la zona frontal del cuero cabelludo, es decir, en lo que se conoce como la zona de la diadema. Aunque es una enfermedad poco frecuente, cada vez son más los pacientes que acuden a consulta con síntomas claros de esta alopecia.

El Dr. Néstor Santana, dermatólogo y cirujano capilar de CapMédica, explicó que “la causa a día de hoy es aún desconocida. Sin embargo, los investigadores hablan de diferentes factores involucrados en la misma. Uno de ellos es el componente hereditario, ya que en un 10% de los casos, aproximadamente, aparece en personas de la misma familia”. Por otro lado, destacan una alteración hormonal en su origen, teniendo en cuenta que esta alopecia empeora durante la menopausia. Aunque también afecta a mujeres antes de la menopausia y a hombres. Por último, hay factores exógenos en el origen de la misma. Los estudios, aún por concluir, hablan de productos o sustancias presentes en las cremas que se aplican en la cara y que conllevan el desarrollo de la alopecia frontal fibrosante.

Síntomas y signos para diagnosticar la alopecia frontal fibrosante

Detectar a tiempo la alopecia frontal fibrosante es fundamental para frenarla a tiempo. Los especialistas hacen hincapié en la importancia de conocer los síntomas de esta enfermedad para que, tanto el paciente en su domicilio como los profesionales en las peluquerías, puedan alertar de su aparición en las primeras fases.

Los síntomas de la alopecia frontal fibrosante son:

  • Aparece preferentemente en mujeres de 45 años en la etapa perimenopáusica.
  • Las cejas se muestran menos pobladas o manifiesta una disminución de la densidad de las mismas.
  • La primera línea del pelo (línea de implantación) está retrocediendo.
  • Puede provocar picor en el cuero cabelludo.

El Dr. Santana señaló que “una vez se acude a la consulta del dermatólogo con estos síntomas, se realiza un examen tricoscópico y una biopsia cutánea para realizar el diagnóstico. En ocasiones, los signos son bastantes claros por lo que no es necesario realizar esta última prueba”.

¿Qué tratamiento se aplica?

Al tratarse de una alopecia irreversible, el objetivo del dermatólogo es frenar la evolución de la enfermedad.

Para ello en CapMédica se aplican los siguientes tratamientos:

  • Prescripción de corticoides o inmunosupresores
  • Tratamiento hormonal (finasterida o dutasterida), según cada caso concreto.

El trasplante de pelo reparador se realiza una vez se mantiene estable la alopecia durante un periodo mínimo de 2 años. No se puede realizar con anterioridad porque la enfermedad podría afectar al pelo trasplantado y volver a perderlo.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*