Canarias permite la apertura de centros ocupacionales que tengan un plan de prevención COVID-19

Las medidas restrictivas en centros de día tienen como objeto proteger a colectivos vulnerables ante la COVID-19.

El Boletín Oficial de Canarias (BOC) publicó el pasado sábado una actualización de las medidas de prevención establecidas para hacer frente a la COVID-19 en la Comunidad Autónoma. Se trata de un texto refundido cuya principal novedad es que se establece una serie de medidas con respecto a los centros de día no ocupacionales.

El anterior acuerdo marcaba que se deberían cerrar este tipo de establecimientos cuando una isla se sitúe en semáforo rojo debido, principalmente, porque los usuarios de estos centros suelen ser personas vulnerables con patologías que pueden verse empeoradas por la infección por coronavirus. No obstante, la Dirección General de Salud Pública ha trabajado junto a la Consejería de Derechos Sociales una serie de medidas para permitir a algunos de estos centros abrir debido a la importancia en el desarrollo psicosocial de estos usuarios y de sus familias.

Así, se posibilita, a partir del día 3 de octubre de 2020, la apertura y funcionamiento de los centros de atención diurna que no sean exclusivamente de personas mayores, siempre y cuando dispongan de un Plan de Prevención de Contagios frente al COVID-19, debiendo remitir dichos planes a la Dirección General de Salud Pública en el momento de su apertura.