Canarias | Un aguililla con fractura por disparo de escopeta será operada por el Cabildo de Gran Canaria

El pronóstico es reservado, y habrá que esperar a después de la intervención para comprobar su evolución.

Un aguililla con fractura de húmero por el impacto de un perdigón de escopeta de caza llegada hoy al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Gran Canaria será operada por el personal del Cabildo mañana martes para tratarle este traumatismo y extirparle el perdigón.

Se trata de un ejemplar macho adulto que fue hallado malherido hoy en medio del campo en Las Lagunetas, en San Mateo, por una viandante que alertó al Centro de la Institución y esperó junto al animal hasta que llegaran los técnicos.

Al llegar al Centro de Fauna, se le realizó una radiografía en la que los veterinarios pudieron observar, junto a la fractura de húmero, la presencia de un perdigón, si bien aún no han podido determinar si se encuentra en la musculatura o en la piel, ya que para ello habrá que esperar a la operación.

El animal permanece bajo vigilancia, está estabilizado con suero, se le está administrando un tratamiento de antibióticos, y además se le ha colocado un vendaje en la fractura.

El pronóstico de momento es reservado, ya que habrá que esperar a después de la intervención para observar la respuesta del animal y valorar el tiempo de su recuperación y, en su caso, de su puesta en libertad.

Los veterinarios del Centro estiman que, a tenor del estado del animal y la fractura, fue alcanzado por el disparo a primera hora del domingo, cuando se abrió la temporada de caza con escopeta en la Isla.

Esta ave rapaz, que está catalogada como especie protegida, se extiende por gran parte de Europa, y en Gran Canaria se la puede observar  surcando el cielo en la zona de cumbre.

Al encontrar un aguililla o cualquier otro animal silvestre herido hay que llamar al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre al 928 35 19 70 o al 112, cubrir el aguililla con una toalla con cuidado para que esté tranquila, no darle de comer ni beber, y esperar a que lleguen los técnicos del Cabildo, que se encargarán de su atención y reintroducción en el medio.