Ambulancias de Transporte Sanitario No Urgente realizaron cerca de un millón de servicios

Ambulancia de TNU.

Los pacientes utilizaron este tipo de transporte para acudir a sesiones de rehabilitación, hemodiálisis, radioterapia y otras especialidades en distintos centros sanitarios.

Las ambulancias de Transporte Sanitario No Urgente en Canarias (TSNU), dependiente de la Consejería de Sanidad, llevaron a cabo en 2016 en Canarias un total de 903.393 servicios en los que trasladaron a 470.299 pacientes para acudir a sus sesiones de rehabilitación, quimioterapia, hemodiálisis y radioterapia, entre otros.

La actividad de este servicio, que creció un 1% con respecto a 2015, se concentró en un 96% de los casos en servicios programados, es decir, aquellos traslados que se solicitan con al menos 12 horas de antelación a la Mesa de Transporte Sanitario para su gestión con las empresas de ambulancias. Este tipo de servicios programados puede ser puntual, como es el traslado a consultas y su regreso, o prolongado, que se repite de forma secuencial en el tiempo, como los casos de hemodiálisis, rehabilitación o radioterapia, por ejemplo.

 

El 4% restante, correspondió a servicios diferidos para traslados de pacientes de alta hospitalaria y de urgencias, que se comunican a la Mesa de Transporte para su gestión en cuanto sea posible.

El Transporte Sanitario No Urgente, gestionado por la empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC), engloba todos los servicios de traslado de pacientes solicitados por un facultativo del Servicio Canario de Salud (SCS), una vez valorada la situación clínica o a la imposibilidad física para hacer uso de medios ordinarios de transporte. Estos servicios se coordinan de forma independiente a las urgencias o emergencias, que se solicitan directamente al Servicio de Urgencias Canario a través del 1-1-2, y se gestionan con unos recursos móviles específicos para el traslado del paciente, ya sea en ambulancias de transporte colectivo o en ambulancias de transporte individual.




En cuanto a la causa que motivó el traslado, los servicios de rehabilitación sumaron un 54,3% del total, seguido por los traslados de hemodiálisis con un 31,3 % -porcentajes que se mantienen muy cercanos a los de 2015- y, en menor medida, las consultas, que alcanzaron un 6%, y las altas hospitalarias, con un 2%. El resto de los traslados se distribuyó entre servicios para acudir a sesiones de quimioterapia y radioterapia y para la realización de pruebas diagnósticas.

Por territorios, el TSNU gestionó el traslado del 53,6% de pacientes en la provincia de Las Palmas, y del 46,4% en Santa Cruz de Tenerife.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*