«Un 24% de los canarios estaría dispuesto a recibir su sueldo en B»

El 15% de los encuestados de la Comunidad canaria afirma haber recibido este tipo de ingresos en los últimos tres años y de éstos, el 66% declara haber ingresado en negro hasta el 20% de su salario.

El principal motivo que apunta más de la mitad de ellos (58%) es que la empresa solo les ofrece esta opción, seguido de la necesidad de completar su salario (29%).

La tendencia a cobrar ingresos en B es una realidad en el mercado laboral español. Así se desprende del último Informe InfoJobs que ha puesto la atención en este aspecto y que, por comunidades autónomas, apunta que un 24% de los aragoneses se muestra favorable a recibir sus ingresos en B.

Una cifra tan sólo 1 punto porcentual por encima de la nacional, que sitúa en un 23% el porcentaje de los españoles que aceptaría cobrar por esta vía sus ingresos. Esta predisposición está además alineada con la realidad, ya que del Informe se desprende que el 15% de los canarios declara haber recibido su salario en B en los últimos tres años, un resultado de nuevo muy similar al total nacional que sitúa en un 14% el porcentaje de los españoles que afirma haber recibido este tipo de ingresos en el mismo periodo de tiempo.

De los encuestados canarios que declaran haber percibido su salario en negro, el 66% apunta haber ingresado hasta el 20% de su salario por esta vía, 3 puntos porcentuales menos que el total nacional que se sitúa en un 69%, mientras que un 29% señala haber recibido del 21% al 60% de sus ingresos en B, 7 puntos porcentuales más que la cifra estatal (22%).

El Informe, realizado a una muestra representativa de la población activa española1, presenta una radiografía a nivel nacional y por comunidades autónomas de la predisposición de los españoles a cobrar salarios en B y de aquellos que afirman haber cobrado de esta manera en los últimos tres años, así como los motivos que aluden para recibir este tipo de ingresos.

En este sentido, el 58% de los encuestados canarios señala cobrar en B porque es la única opción que les ofrece la empresa, un 29% sostiene que necesita este tipo de ingresos para completar su salario y el 8% declara aceptar cobrar de esta forma para no pagar impuestos, ya que los consideran desproporcionados. Sólo un 2% alude que se trata simplemente de trabajos interpersonales o de pocas horas.