2020, un año negro para el comercio canario

El año 2020 termina con un descenso medio anual de ventas del 15%, muy superior al nacional (-6,8%). Del mismo modo se produjo un retroceso en la ocupación del 4,7%, casi el doble de la caída nacional (2,4%).

El comercio ha sido uno de los sectores económicos que más ha notado los estragos de la crisis del COVID-19 con una caída promedio en sus ventas durante año 2020 del 15%, la mayor del conjunto de Comunidades Autónomas, superando en 8,2 puntos porcentuales el descenso promedio nacional que fue del 6,8%. Del mismo modo, se produjo un retroceso en la ocupación del 4,7%, casi el doble de la caída nacional (2,4%).

Un año negro para el comercio, que representa el 25% de las empresas de servicios de Canarias y el 20% de las afiliaciones a la Seguridad Social, tal y como se desprende del último Informe Sectorial elaborado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, que presentaron en el día de hoy la presidenta de la Comisión de Comercio de la Cámara de Santa Cruz de Tenerife, Victoria Gonzalez, junto al director general de CajaSiete -entidad que financia el informe-, Manuel del Castillo y a la directora general de la institución, Lola Pérez.

Del análisis del informe se desprende que el sector no ha parado de encadenar retrocesos anuales en sus cifras de negocios en cada uno de los trimestres del pasado año. Así, pasó de retroceder un 7,1% de promedio en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2019, a darse un auténtico “batacazo” (-26,9%) en el segundo debido al confinamiento estricto al que estuvo sujeta toda la población y la mayoría de las actividades económicas no esenciales. Los trimestres posteriores, a medida que se iban levantando las restricciones, permitieron ir recortando mínimamente negatividad en los resultados con variaciones anuales del -13,7% en el tercer trimestre del año y del -12,8% en el cuarto, en el que no se llegaron a compensar las ventas de las campañas de Black Friday y Navidad.  La pérdida en la cifra de negocios del último trimestre es la primera, tras siete años ininterrumpidos de crecimiento en este periodo del año, superando incluso los peores registros que experimentó el sector durante la pasada crisis cuando llegó a retroceder en el cuarto trimestre de 2008 un 12% de caída anual.

Ante este preocupante escenario la presidenta de la Comisión de Comercio cameral manifestó la urgente necesidad de adoptar medidas que compensen estas importantes pérdidas pues, “si no somos capaces de reaccionar a tiempo asistiremos a una caída masiva de empresas y de empleos en un sector que, junto a la hostelería, representa la mayor parte del tejido productivo y los puestos de trabajos de las Islas”. “En estos momentos los comercios necesitan ayudas directas que les permitan compensar las pérdidas que, mes a mes, están soportando ante una caída significativa de sus ingresos que incluso llegan a ser total en aquellos comercios que se encuentran ubicados en las zonas turísticas y que aún no han podido abrir sus puertas por el cero turístico que estamos viviendo”, afirmó Gonzalez.